Ninguno de estos creadores tienen más de 35 años y ya acumulan más premios que muchos cineastas que les doblan la edad.

Por Salvador Cisneros

 

Para conectar emocionalmente con una película, el director y la audiencia deben hablar el mismo idioma (en sentido cinematográfico, no literal), compartir referencias, estar en sintonía con la visión del mundo y sus problemáticas, y ser parte de la misma generación ayuda a que se dé ese vínculo emocional.

El año pasado, Damien Chazelle tocó las fibras sensibles de su generación y de muchas otras a través del musical La La Land, que lo convirtió a los 32 años en el cineasta más joven en la historia del Oscar en ganar una estatuilla dorada.

Publicidad

Sin embargo, él es sólo la punta del iceberg de una generación de nuevos creadores, ninguno mayor de 35 años, cuyas voces conectan con la generación millennial.

Benh Zeitlin

Edad: 35

Su debut en Hollywood fue de ensueño porque con sólo 30 años estuvo nominado al Oscar en la categoría de Dirección y Guión Adaptado por Beasts of the Southern Wild (2012), dejando incluso fuera de la competencia a Ben Affleck, director de Argo; además, este drama centrado en una niña del sur de Estados Unidos que ve su vida familiar afectada por las inundaciones, le valió en el Festival de Cannes el reconocido premio Una Cierta Mirada, destinado a jóvenes creadores. Aunque durante varios meses mantuvo en secreto su nuevo proyecto, se descubrió gracias a fotos que publicó una colaboradora de la producción que su siguiente filme se llama Wendy, un drama fantástico centrado en el secuestro de una niña que es llevada a una isla caribeña en donde hay un polen místico que afecta el proceso de envejecimiento.

Trailer Beasts of the Southern Wild

Ryan Coogler

Edad: 31

Es otro director que entró por la puerta grande. Con sólo 27 años, su ópera prima, Fruitvale Station (2013), le valió más de 50 nominaciones y lo hizo ganador de galardones como Película del Año, del American Film Institute Awards; Nuevo Mejor Cineasta, del Boston Society of Film Critics Awards; Una Cierta Mirada, en el Festival de Cannes; y el Premio de la Audiencia, del Festival de Sundance. Tras el éxito de esta película, inspirada en el injusto asesinato del joven afroamericano Oscar Grant a manos de un policía, demostró que también puede dirigir películas de estudio, pues estuvo a cargo de Creed, el bien recibido reboot de la saga de Rocky. Su próxima película es Black Panther, que se estrena en el primer trimestre de 2018.

 

Black Panther, trailer

Jordan Vogt-Roberts

Edad: 33

Tras dirigir varios cortos y episodios de series como Single Dads y Death Valley, su ópera primera fue The Kings of Summer (2013), una encantadora y divertida cinta sobre tres adolescentes que durante las vacaciones de verano deciden construir una casa en el bosque, lo que les permite experimentar la adultez y ver con otros ojos lo que significa la amistad y sus dinámicas familiares. La película le valió al director estadounidense la nominación al Premio del Jurado en el Festival de Sundance, en 2013. Su talento pronto atrajo la atención de los estudios de Hollywood y por eso dirigió Kong: Skull Island (2017), blockbuster que fue bien recibido por la crítica y que recaudó más de 500 millones de dólares en taquilla. Se rumora que su próxima película podría ser la adaptación del videojuego Metal Gear Solid.

Trailer, The Kings of Summer

Brit Marling

Edad: 35

Aunque no es un directora, sí es una reconocida guionista y actriz cuyas historias —que se caracterizan por ser dramas con elementos de ciencia ficción— han tenido éxito tanto en formato de película (Another Earth y Sound of My Voice) como en serie (The OA, Netflix). Marling tenía un futuro prometedor como economista, trabajaba en la firma Goldman Sachs, pero lo dejó todo por el cine. Tras actuar en algunas cintas independientes tuvo un debut de lujo como guionista porque los dos filmes antes mencionados fueron parte de la edición de 2011 del Festival de Sundance. El primero es un drama, ganador del Premio Especial del Jurado en Sundance, sobre una chica que sale de la cárcel y gana un viaje a un planeta idéntico a la Tierra que súbitamente apareció al lado de nuestra Luna; el segundo, es sobre un grupo de periodistas que se infiltran en un grupo que rinde culto a una mujer que asegura venir del futuro; el filme sin duda tiene paralelismos con la serie The OA, que le dio más notoriedad a ella y a los directores Zal Batmanglij y Mike Cahill, sus mancuernas cinematográficas. Por el momento trabaja en la segunda temporada de su serie.

Teaser, The OA

Another Earth, tráiler

Xavier Dolan

Es un verdadero fenómeno y sus filmes se caracterizan por ser intensos dramas. Con sólo 20 años debutó con I Killed My Mother (2009), película semi autobiográfica que escribió y estelarizó sobre un joven homosexual y su compleja relación con su madre. Ésta le valió tres premios en el Festival de Cannes y la nominación a la Palma de Oro. En 2014, este director oriundo de Montreal, Canadá, tuvo su revancha en este mismo festival porque ganó el Premio del Jurado con Mommy (2014), en donde explora una vez más el tema filial, pues la historia se centra en un una viuda que tiene que lidiar con un hijo violento. Debido a las temáticas que aborda y su personalidad impredecible —es famoso por volver locos a los periodistas con respuestas monosilábicas o simplemente por no prestarles atención— se ha ganado el mote del enfant terrible. Tras su más reciente película, No es más que el fin del mundo, otro drama familiar, Dolan trabaja en la postproducción de The Death and Life of John F. Donovan, estelarizada por Jacob Tremblay, Natalie Portman y Jessica Chastain. La cinta trata sobre la relación epistolar entre un joven y una difunta estrella de la televisión y el impacto que tuvieron esas cartas en la vida de ambos.  

No es más que el fin del mundo, tráiler