Si eres de esas personas que no pueden tener plantas de ningún tipo porque se te mueren en pocos días, estas opciones son perfectas para ti.

Por Paulina Castellanos

 

Bambú de la suerte o Dracaena

Estos pequeños bambúes no requieren de grandes cuidados, únicamente necesitan tener agua y luz, la cual además puede ser poca e indirecta y pueden crecer perfectamente en una maceta pequeña.

Foto: Ecología verde

 

Árbol de Jade
Publicidad

Su nombre científico es Crassula Ovata, puede crecer hasta llegar a tener el tamaño de un arbusto pequeño y se da perfectamente en lugares cerrados ya que sobrevive con poca agua y luz parcial.

Foto: Ecología verde

 

Pata de elefante

Aunque parece de la familia de las palmeras, en realidad se trata de una suculenta perteneciente a la familia de las liláceas. Tolera muy bien los ambientes con poco aire natural, no necesita mucha luz y se riega cada tres o cuatro días.

Foto: Bakker

 

Aloe Vera

Prácticamente sobrevive sin grandes esfuerzos, necesita un mínimo de luz y agua de vez en cuando.

Foto: Pinterest

 

Tradescantia

Es una de las pocas plantas de interior que tienen flor, debido a que su crecimiento es rastrero, es conveniente tenerla en alguna maceta colgante. Aunque crece con poca luz y pocos cuidados, sus flores pueden a llegar a perder color por esta causa.

Foto: Costa Farms