Además de ser bajo en calorías, tiene limón y es delicioso, pero ¿quieres más razones? Te los decimos.

Por Adriana Silvestre

Generalmente, comemos ceviche en la playa o en Semana Santa, pero en realidad se trata de un platillo muy versátil, con gran variedad de ingredientes y que se puede disfrutar en cualquier momento.

Hay diversas interpretaciones acerca de su origen, la principal es que surgió en las costas de Sudamérica, en lo que hoy es Perú. De acuerdo con fuentes peruanas, la cultura Moche fue la primera en prepararlo hace más de 2 mil años; aunque hay otros países que se disputan la supremacía.

Lo cierto es que es delicioso y hay muchas razones para amarlo, enseguida te decimos algunas:

  • Como su principal ingrediente es el pescado, aporta proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, omega 3, omega 6, minerales, como fósforo, zinc, selenio, yodo, potasio y vitaminas A, D, E y K.
  • Se pueden utilizar diversas variedades de pescado, como mahi-mahi, tiburón, marlín, tilapia o mero, y lleva mariscos como pulpo, ostras, mejillones, conchas negras y camarones.
  • También se prepara con diferentes recetas en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y, por supuesto México.
  • Los demás ingredientes como el limón, la cebolla o el chile (o ají) ayudan a la desintoxicación y eliminación de excesos en el cuerpo, y a mantener el metabolismo en buenos niveles.
  • De acuerdo con la chef Yerika Muñoz, de Astrid & Gastón México, el ceviche peruano clásico lleva cinco elementos: leche de tigre, robalo, cebolla, camote y elote.
Publicidad

Leche de tigre tradicional peruana

  • Es bajo en calorías, tiene sólo 140 y menos de dos gramos de grasa en la porción de una taza.
  • Otra ventaja para la salud es que previene la artritis y las enfermedades relacionadas con el corazón, por ejemplo, disminuye el riesgo de contraer arritmias, ayuda a bajar los niveles de triglicéridos, favorece la regeneración de tejidos y la cicatrización de las heridas.
  • En lugares como Costa Rica, El Salvador, Honduras y Guatemala, el platillo lleva pescado adobado en jugo de limón, sal, pimienta negra, cebollas, cilantro, chile y ajo.
  • Se sirve con una hoja de lechuga o galletas, condimentado con salsa de tomate, mayonesa o salsa picante.

En México se utiliza pescado de carne blanca, reposado en limón y se sirve frío. Las recetas mexicanas incluyen chile verde, jitomate, cebolla, cilantro o perejil y, en algunas ocasiones pepino, aguacate rebanado y se acompaña con tostadas.

Es muy fácil de preparar, sólo elige el pescado blanco que más te guste, lávalo, córtalo en cubos y agrega jugo de limón, cebolla picada, pepino en cubos y una fruta, por ejemplo, mango; sal y pimienta, y ¡listo!