En Panoramas, la banda registró la gira antecesora a su álbum Programatón y este fin de semana estará en cines.

Por Enrique Navarro
Foto: Cortesía Mantarraya

En esa pausa que la caprichosa música les exigió, en el retomar de su andar, en los placeres de su cumpleaños 15 y en las más convulsas adversidades de una larguísima gira, una cámara siempre siguió a Zoé.

 

Era 2013. Se documentaba la intimidad de esa banda hermética de la que sólo se sabe lo que dicen sus letras, lo que a cuenta gotas y a veces con parquedades hablan sus integrantes. Y esa cámara, dirigida por Rodrigo Guardiola y Gabriel Cruz Rivas, compuso una epístola de agradecimiento llamada Panoramas.

 

Publicidad

“Es una carta de amor. Es un agradecimiento y un homenaje al seguidor de la banda, porque son ellos lo que nos cargan, los que nos mantienen ahí. Es muy cliché decir que todo se lo debemos al fan, pero es que es muy real. Una gira es muy agotadora y lo que te salva es la energía de esa gente que comparte tu gusto por la música. También es un homenaje a nuestro trabajo, a nuestra ideología, a nuestra manera de hacer las cosas y a nuestro humor”, dice en entrevista Rodrigo Guardiola sobre el filme.

Foto: Cortesía Mantarraya

Ese trabajo, en el que Guardiola se dividió como baterista de su grupo y director del documental, va de un tiempo en específico que inició cuando León Larregui obedeció a su creatividad en 2012 y viajó al Sena para hacer su disco solista.

 

La historia avanza en las camionetas, aviones y tour buses que, fotografiados por Guillermo Garza, los llevaron España, Sudamérica y Estados Unidos. Se atestigua el desgaste del constante andar. Muestra la realidad de una banda que en México llena estadios, pero que en el extranjero pica piedra como hiciera en casa hace 20 años.

 

“No teníamos experiencia previa en algo así, íbamos resolviendo la filmación del documental con intuición y paciencia. Empezamos a encontrar un lenguaje visual y al final encontramos una narrativa muy precisa”, explica Cruz Rivas, quien desde hace años trabaja los visuales de la banda. Él, como codirector, siguió a la banda por la travesía y los acompañó hasta los estudios Sonic Ranch, donde Zoé grabó el disco Programatón (2013) y concluye el documental.

 

Ahí, se muestra en pantalla, León recibe la noticia de la muerte de su madre. Ahí, se sincera ante la cámara, le escribió “Arrullo de Estrellas“.

 

“Y no puedo creer que después del Programatón volvimos a darle la vuelta a todas estas ciudades y países, que hicimos un disco nuevo… Esta película la sigo disfrutando, te genera nostalgia, siempre encuentras algo distinto que apreciar. A mí me hace pensar mucho”, considera Guardiola.

 

Y sí, la historia invita a la reflexión porque muestra a los humanos detrás de los íconos y sus nostalgias a través de carreteras. Expone las rencillas entre ellos, pero también sus más sinceras alegrías; su tedio ante la prensa, pero su amor a sus instrumentos. Muestra los rostros emocionados de un arranque de gira y las ojeras al final de ésta.

Foto: Cortesía Mantarraya

“La madurez, está muy claro, los años te la dan, la experiencia te la da.”

“La manera de trabajar que tenemos es la de una banda que ya tiene unos años, ya se refleja ese expertismo, pero siempre hay algo nuevo que aprender”, opina Ángel Mosqueda, bajista.

 

Con este trabajo, Zoé abre un poco de su intimidad, pero no debe confundirse con un rockumentary cualquiera. No narra cronológicamente sus 20 años de trayectoria y, de hecho, las canciones icónicas de la banda nunca se escuchan en el filme.Pero su música está presente, pues la banda creó 10 tracks instrumentales de los que se desprende el largometraje, y que este 1 de diciembre será lanzada al público.

 

Tras ver esta epístola audiovisual, se puede entender un poco más a la banda. De hecho, sus integrantes, aseguran que el filme ha sensibilizado a algunos detractores que han tenido, y queda esperar a que a inicios del próximo año lancen su nuevo disco, aún sin nombre ni detalles, para volverlos a ver, ahora en vivo, en otra larga gira.

 

Pero por ahora, Zoé comparte sus Panoramas del 7 al 9 de diciembre en las salas de Cinemex y depende de la asistencia de los fans, de aquellos que reciben esta carta de amor, que el documental se siga exhibiendo.