Los fines de semana los lugares para comer rico y pasarla bien son el mejor salvavidas… no importa la hora.

Por Adriana Silvestre

A partir de las 11 de la mañana ya es hora del brunch. El término surgió en Inglaterra
como una combinación de breakfast (desayuno) y lunch (comida), debido al horario en
el que se sirve y al tipo de platillos: desde huevos pochados, hasta ensaladas, pastas y
cortes de carne, vino y cocteles.

En la Ciudad de México hay muchos lugares donde ofrecen este servicio, pero uno de
los más novedosos es Jaso. Y es que este restaurante tiene más de una década de
historia y sus chefs, Jared Reardon y Sonia Arias, han hecho una combinación perfecta
de sabor en comidas y cenas con el pan y la repostería de alta gama de Jaso Bakery.

Hay brunch en la terraza por si lo tuyo es estar al aire libre. Se trata de un menú por tiempos con platillos para compartir, incluye ensaladas, sopas, chuletas de cerdo al grill o BBQ, opciones de mar, como ostiones, pulpo y salmón, y platillos consentidos, como coles de Bruselas con berries y Mac and cheese, entre otras delicias.

Foto: Cortesía Jaso
Publicidad

En las bebidas las opciones incluyen jugos saludables, cervezas artesanales, carta de
vinos y un menú de cocteles creados especialmente para el brunch. Una de las
estrellas es el “Emperador” hecho con higos y fresas maceradas y Ron Zacapa 23. La
tarde puede continuar en la terraza del Jaso, pues también hay un DJ en vivo.
Por supuesto, para los amantes de la repostería, Sonia preparó una gran lista de
postres al plato y helados, que se pueden acompañar con aromático café o infusiones.

Este es un brunch que debes probar.

Foto: Cortesía Jaso