Camino a Marte fusiona muy bien el drama con algunos elementos de ciencia ficción; es el cuarto largometraje de Humberto Hinojosa.

Por Enrique Navarro

Foto: Cortesía Videocine.

Un viaje por las playas de Baja California es el último deseo de Emilia (Tessa Ía), quien está gravemente enferma y ansía ver las costas de Balandra, su playa favorita. Ella y su mejor amiga Violeta (Camila Sodi), emprenden un viaje al que se unirá un misterioso personaje interpretado por Luis Gerardo Méndez.

Uno de los puntos fuertes de Camino a Marte, del director Humberto Hinojosa, es la fotografía: el paisaje es otro protagonista, una pieza clave en la historia porque con cada kilómetro recorrido se develan las personalidades de los otros tres sujetos y la manera en la que sus destinos están unidos. Luis Gerardo nos entrega un personaje inocente y extraño, nunca sabemos con certeza quién es o de dónde viene. Es una película, en su subtexto, con un mensaje sobre el cuidado del planeta y, también, de nosotros mismos.

HUMBERTO HINOJOSA
Su trabajo es reconocido por cintas como Paraíso Perdido y I Hate Love.
Publicidad