Bienestar / Psicología

¿Realmente te amas o es solo la ilusión?

Estamos acostumbrados a mirar de reojo cuestiones que tocan inseguridades y miedos en nosotros mismos, y olvidamos muy pronto que, tanto para conseguir nuestras metas, como para relacionarnos con otros y con nosotros mismos, es indispensable aceptar también lo que no nos gusta de nuestra personalidad o físico. ¡Ojo! Esto no significa que tenga que agradarnos todo de nuestra persona, se trata más bien de aceptarlo: sentirnos bien sabiendo que no todo es perfecto (ni lo será).

Aunque no debe caerse en generalizaciones, debido a que cada individuo es distinto, sí existen algunas señales que pueden ayudarnos a identificar si vivimos engañados pensando que nos amamos o no. Jorge Arturo Covarrubias, psicoterapeuta del Instituto Mexicano de Psicoterapia Cognitivo Conductual y el psicólogo clínico y terapeuta familiar, Edgar Núñez Miranda, nos ayudaron a hacer un listado de aquellos aspectos que pueden indicar una real aceptación o una ilusión de que nos queremos.

Aceptación real

  • Existe una congruencia entre lo que piensas, dices y cómo actúas.
  • Te muestras generalmente alegre.
  • Mantienes una actitud positiva.
  • Eres capaz de disfrutar a solas o en compañía.
  • Ante los problemas, buscas soluciones.
  • Aceptas tus propios errores.
  • Te autoevalúas, sin caer en la obsesión (o en manos del “verdugo”).
  • Eres capaz de reírte de ti mismo.

Ilusión de amor propio

  • Te muestras enojado de forma constante.
  • Tienes conductas de riesgo (como el exceso de alcohol y de drogas).
  • Te criticas constantemente.
  • Hablas con frecuencia de las cosas que no has podido lograr en la vida.
  • Sientes que te esfuerzas constantemente por aparentar alguien que no eres.
  • Existe una necesidad de dominación sobre otros.
  • Manipulas.
  • Necesitas de la estimulación de otras personas.

Cualquier que sea tu situación, recuerda que acudir a terapia es una herramienta para sentirte bien contigo mismo.

×