¿Qué tanto conoces tu cuerpo? | S1ngular
Bienestar

¿Qué tanto conoces tu cuerpo?

Muchas veces pasa que nos olvidamos de las funciones de nuestro cuerpo. De alguna manera las damos por sentado, cuando, en realidad, juegan un papel importantísimo en nuestra cotidianidad.

Por ello, en esta ocasión le dedicamos al cuerpo, a ese templo que nos permite disfrutar de la vida, unos cuantos hechos curiosos que desconocías sobre él.

Los ojos

Parpadear es uno de los actos que hacemos en automático, que ni siquiera notamos, pero, si hacemos la cuenta y lo sumamos, pasamos un total de cerca de cinco años haciéndolo.

Un cabello

Uno solo de éstos puede sostener el peso de una manzana, aunque, por supuesto, según los científicos, no se especifica de qué tamaño podría ser este fruto.

La piel

Apenas un centímetro cuadrado de la piel contiene nada más que un centenar de sensores de dolor, por lo que se entiende por qué algunas veces cuando algo siquiera nos roza, nos causa molestia o daño.

Papilas gustativas

Sí hay diferencias entre géneros, tanto fisiológicas como de otro tipo, pero en este caso es acerca de la capacidad de degustar algo, cualquier alimento, porque las mujeres tienen más papilas gustativas en la superficie de su lengua que los hombres.

Los colores

¿Qué harían los diseñadores, los pintores, los artistas visuales en general, si supieran que en realidad el ojo humano puede distinguir aproximadamente 10 millones de colores diferentes? Pues quizá nada, porque no es posible para el cerebro recordarlos todos.

La comida en nuestro organismo

No te asustes, pero lo normal es que, a lo largo de tu vida, una persona consuma cerca de 35 toneladas de comida. Sin embargo, una buena alimentación balanceada puede hacer que esa cantidad sea para darle energía a cada una de sus actividades, en un periodo promedio de vida.

La sangre

Quizá sientas que siempre estás en el mismo lugar, que nada ocurre o que nada cambia en tu vida, pero si pones atención a cada mínimo aspecto, tal vez apreciarías más la simpleza de las cosas, como el hecho de saber que, aún estando la mayor parte del día quieto, tu sangre, a lo largo de 24 horas, “recorre” una distancia aproximada de 19,312 kilómetros.

Músculos de la cara

Cuando sonreímos, activamos cerca de 17 músculos de la cara, pero, cuando lloramos, 43 son los que se desencadenan. Así que, si quieres evitar esas patas de gallo, mejor a sonreír y a vivir.

La lengua

Ésta tiene la misma importancia que las huellas digitales, porque sus características de forma, textura, entre otras, son únicas. No hay una lengua igual a otra, así que seguramente el encuentro de dos en un beso, hace de éste también algo único e irrepetible.

Uñas

Hay partes del cuerpo que podrían darnos señales de que necesitamos atender nuestra salud. Por ejemplo, las uñas que son suaves y frágiles y que no tienen una semiluna en la parte baja, pueden indicar que padecemos de algún problema en la tiroides.

×