Psicología

¿Publicas sólo para conseguir likes?

No podemos negarlo, las redes sociales se han convertido en nuestro fiel compañero. Si bien todos tenemos algún conocido que se ha enajenado con ellas, la mayoría hemos caído en estas “trampas” digitales, creando perfiles en cuanta red social se convierte en tendencia.

Compartimos momentos cotidianos, fiestas, viajes e incluso situaciones en las que no estamos felices; sin embargo, ante una cámara, algunas personas se inclinan por llevar todo al extremo. Esto forma parte de una personalidad virtual que, según el psicólogo Ervin Goffman, usamos como reflejo del verdadero ser, tanto para idealizarnos como para agradar a otros y, por tanto, conseguir atención a través de un like.

Según esta idea, los likes nos permiten autoafirmarnos como personas pero, para quienes dependen de las redes sociales para construir su autoestima, esto se convierte en una forma de contener otras inseguridades. Goffman explica que esto refleja a un narcisista en constante búsqueda por convertirse, incluso, en una “mini celebridad”. Su satisfacción reside en ser seguido por un gran número de personas, por lo que siempre está al pendiente de sus seguidores y en constante búsqueda de su adulación. “Es casi como si las personas vivieran en un mundo que no es real, un mundo en el que lo que cuenta es lo que los demás piensan de ti”.

Y es que la satisfacción de haber logrado miles o millones de likes o comentarios no tiene un límite, pues los expertos aseguran que cuando se tiene esta falta de seguridad en uno mismo, los números nunca parecen ser suficientes.

“Hemos tenido en el hospital pacientes deprimidos realmente porque los ignoran, porque rechazan sus mensajes o imágenes en el muro. Y entonces piensan que ya no tienen nada: el mundo se acaba para ellos”, asegura Cecilia Bautista Rodríguez, subdirectora de Enseñanza, Investigación y Capacitación del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez de la Secretaría de Salud.

Así, la sed de fama puede llevar al usuario a poner en riesgo su vida misma con tal de conseguir una imagen digna de millones de likes. Hay algunos que incluso buscan y publican su propia muerte… Pero esa es otra historia.