Especial / Salud / Viajes

¿Por qué la playa nos hace sentir tan bien?

Todos hemos experimentado la deliciosa sensación que provoca estar frente al mar y olvidarnos de todos nuestros problemas, pero ¿sabes por qué nos causa tanto placer? Todo, por la simple y complicada razón, de desatar un proceso químico que favorece al cerebro.

Observar el ir y venir del agua sirve para curar enfermedades y equilibrar las emociones de acuerdo con Lora Fleming, una experta epidemióloga de la Universidad de Exeter, en Inglaterra. En sus estudios, Fleming comprueba que las personas que viven cerca del mar tienen menores niveles de estrés y se sienten más activos.

Y es que, si lo piensas, la mayoría asociamos los lugares con agua a la relajación; además, existen terapias como la talasoterapia, la cual consiste en acercar a los pacientes a elementos marinos (como el agua de mar, las algas, la arena o los sonidos de las olas) para conseguir un estado de tranquilidad. Estar cerca del mar permite:

Explotar la creatividad 

Los espacios azules favorecen la creatividad, ya que el cerebro se relaja, logrando una mejor concentración y mayor motivación para trabajar.

Bajar los niveles de estrés

El agua posee iones positivos que nos ponen de buen humor y que, combinados con la ionización negativa de la brisa marina, aumentan los niveles de serotonina (hormonas de la felicidad) y disminuyen los niveles de estrés.

Reducir la depresión

El sonido de las olas tiene un efecto relajante que ayuda a entrar en un estado de meditación y a tener mayor claridad mental sobre lo que nos preocupa.

Mejorar la respiración

La brisa marina es una especie de spray natural rico en yodo, el cual es perfecto para regular la glándula tiroides. ¿Sientes que respiras mejor cuando estás en la playa? Es por el grado de humedad que ayuda a la expulsión de moco.

 

Ahora sabes -científicamente- porqué dicen que en el mar la vida es más sabrosa, así que aprovecha cualquier oportunidad y arma un tour a las hermosas playas que tenemos en México.