S1NGULAR

¿Por qué fumar marihuana da “munchies”?

Chocolates, papas, helados, tacos, galletas, los antojos de toda una semana en tu boca después de inhalar tres veces el hitter. ¿Por qué fumar cannabis produce esta repentina hambre?

Varios estudios han establecido que los componentes de la resina del hachís y, en este caso, de la marihuana desencadenan -además de un terrible episodio de tos- una serie de interruptores celulares en el cerebro, en especial, el receptor cannabinoide 1 (CB1).

Cuando este receptor se enciende, envía una señal a un tipo de neurona conocida como POMC (proopiomelanocortina), la cual nos indica cuándo estamos llenos y cuándo no. Y cuando todo este mecanismo está activo, las neuronas POMC liberan una encima conocida como beta endorfina, la cual provoca hambre. Es decir, más beta endorfina (liberada al fumar), más hambre.

Si crees que nunca habrá forma de controlarlo, quizá sólo es cuestión de esperar. En 2006, la farmacéutica Sanofi-Adventis lanzó una droga llamada rimonabant en Europa, para contrarrestar el efecto de la marihuana, pero tuvieron que sacarla del mercado pocos años después porque la gente comenzó a reportar graves efectos secundarios como ansiedad y depresión.

Además, estas investigaciones han señalado que el circuito olfativo del CB1 puede servir como punto de partida para el tratamiento de desórdenes alimenticios como la anorexia o la bulimia.