Sexualidad / Tendencias

Niñas que buscan ser mujeres: hipersexualización

Disfraces de bruja sexy para 4 y 6 años, tacones del 17 al 21.5 y kit de maquillaje básico. Desde hace al menos una década, las niñas entran a una edad cada vez más temprana a un mercado de consumo orientado a explotar la sexualidad.

Los bombardeos de publicidad, productos televisivos, las redes sociales y hasta ciertos comentarios por parte de los adultos contribuyen a que los críos incorporen mentalmente los estereotipos impuestos por la sociedad para cada género. ¿Cómo? Mientras una nena de 5 años se sienta frente a la televisión a ver la serie más exitosa del momento, asimila que la más bonita es, al mismo tiempo, la más inteligente, noble, popular y exitosa; es decir, termina por establecer una relación directa entre la belleza física y el éxito.

Los menores se familiarizan con un tipo de dinámica social que no son capaces de entender (simplemente porque su desarrollo cerebral y, con éste, el de un criterio, aún están en proceso), pero que ven aceptada. En consecuencia, crecen buscando lucir lindas, guapas, sexys, y cuanto adjetivo encuentran destacado mediáticamente; lo cual les genera una falsa seguridad propia y, a largo plazo, una autoestima frágil.

Todo esto, además, fuerza el ritmo natural de desarrollo, saltando ciertas etapas de maduración y eliminando la posibilidad de desarrollar competencias como la creatividad y espontaneidad.

Por ello, aunque es difícil evitar que los menores tengan contacto con este tipo de contenidos, es importante analizar los modelos que transmites desde casa y romper estereotipos de género. Hay que dejar que los niños sean lo que quieran ser, incluso si lo que quieren es ser niños.