Bienestar / Psicología / S1NGULAR

Mi “egoísta” decisión de no tener hijos

Las mujeres enfrentan una constante presión por convertirse en madres; no sólo de manera externa, sino también interna, al crecer pensando que nacen y que están diseñadas para concebir.

Pero ¿qué pasa si por un momento hacemos a un lado lo que se espera de cada género? Tener o no tener hijos no las hace menos mujeres o personas.

Ésta es la carta de una S1ngular, con la que muchas de ustedes podrán identificarse.

 

“Durante años mi familia me ha pedido insistentemente “una niña”, porque hasta en eso se ponen espléndidos y se atreven a especificar el género, como si solo se tratara de ir al súper y elegir el sabor que te agrada. No solo mi familia sino amigas, tías, compañeras de oficina, ex novios, ex suegras. Todos y cada uno de ellos en su debido momento me han preguntado “¿por qué no quieres ser mamá? Si es lo mejor que te puede pasar en la vida, si una vez que lo tengas sabrás lo que significa el verdadero amor”.

Y hasta ahora, a mis casi 42 años, y a pesar de su insistir, no ha habido algo o alguien que me haya hecho cambiar de opinión. Porque para mí, la vida no solo se trata de seguir una receta de cocina dónde naces, creces, te reproduces y mueres. Tampoco me convence la frase de “dejar huella en este mundo” o peor aún, la que me han dicho muchas personas “¿y qué harás cuando seas vieja, quién te cuidara?” ¿De verdad pensamos así en esta época?

Para mí, la decisión de no tener hijos refleja un acto de introspección que inicié hace años cuando me preguntaba una y otra vez, “¿qué quieres hacer con tu vida?” En realidad nunca me he cuestionado “¿qué espera la sociedad qué haga con mi vida?” Por eso creo que cualquier explicación que me haya hecho para responder el porqué no quiero ser madre es suficientemente válida.

Sólo pido que respeten mi elección. Yo no ando por la vida preguntando “Y usted por qué tuvo tantos hijos? ¿Por qué solo tuvo uno? ¿Por qué lo tuvo a tan temprana edad? ¿Por qué se esperó tanto tiempo? ¿Por qué no educa a sus hijos?

Después de todo, es una decisión que como todas conlleva responsabilidad. Y aunque me han tachado de egoísta, puedo decir orgullosamente que soy una mujer INMENSAMENTE FELIZ y que eso es lo que importa. Lo demás, es lo de menos.

  • Arq Salvador Velazco

    Totalmente de acuerdo.