Tendencias

Lo que debes saber del vino espumoso y cómo acompañarlo

Tienes una reunión especial y quieres acompañarla con un vino espumoso y además quieres lucirte como toda una experta en maridajes. Primero, recuerda que  para  tener una agradable degustación, el vino espumoso debe servirse frío (entre 4 y 6 °C); para enfriarlo lo ideal es colocarlo en una hielera que tenga agua con hielos (que cubra lo más posible la botella) y una vez abierta la botella, deberá permanecer en la hielera para que mantenga su temperatura.

La copa ideal para servir un vino espumoso es la copa flauta (copa más delgada que la utilizada para vino blanco o tinto), con la intención de contener y apreciar de mejor forma sus burbujas.

Y nada mejor que una tabla de quesos para acompañar el vino, de acuerdo con Olivier Bert, maestro afinador y director de Sabor y Carácter, dependiendo del tipo y la textura del queso, el champán es capaz de aportarle matices diferentes.

Por ejemplo, los de textura blanda o semiblanda y de gusto intenso como el camembert o el brie, suelen realzar su sabor; los de cabra, de media curación, ganan frescura y realzan el aroma del champán; los quesos duros y muy curados, como el parmesano, se armonizan de forma increíble; todo un deleite en el paladar.

 

 

 

×