La mejor comida tailandesa está en la calle | S1ngular
Restaurantes / Viajes

La mejor comida tailandesa está en la calle

En Tailandia se come DE-LI-CIO-SO. Puedes encontrar un buen platillo en cualquier lugar y, de hecho, las ofertas están en la comida callejera.

Por ello, nos lanzamos con Giu Travel a las calles para probar todo lo que nuestros estómagos pudieran aguantar y recomendarles los mejores rincones. Les aseguramos que no extrañarán ningún restaurante lujoso con estas opciones.

De paseo por las aldeas #Laos #Arrozales #paisajes #SudesteAsiático #Asia #travel #bici #biking #vacaciones #villages #aldeas

A post shared by Giu Travel (@giutravel) on

Sopa Tom Yam Kung: Sukhunvit, calle 11

Se trata de un estacionamiento con mesas y banquitos de plástico en donde se come comida típica tailandesa riquísima. Puedes comer desde unas sencillas pero sabrosas verduras fritas con ajo hasta una impresionante sopa Tom Yam Kung (un caldo tradicional de langostinos que puede incluir o no leche de coco). Acompáñalos con unas cervezas frías; todo a un excelente precio.

Pescado a la sal cocinado a las brasas: Khlong Toei

Saliendo del metro del mismo nombre, hay un mercado de mariscos y pescado un poco sui-generis (olvídenlo su concepto de Mercado Roma) en dónde se puede comer un pescado a la sal cocinado a las brasas a un precio que jamás creerán. Lo pueden acompañar con unos camarones a la plancha o con unos calamares con ajo. En Tailandia, el ajo es el rey.

Noodles: Bangkok

Este sitio es el amo de los puestos callejeros de sopas -tal y como las que vemos en todas las películas asiáticas-. Las hay con tallarines de arroz, con mariscos, con noodles… Cualquier lugar es bueno para experimentar; eso sí, sudarás la gota gorda por el picante y el calor.

Pad thai: Restaurante Thip Samai (Calle 313 Th Maha Chai)

No es un puesto de comida en la calle, pero no podemos dejar de recomendarlo porque realmente es un MUST, pues cocinan el pad thai más exótico de Tailandia. En este restaurante solo venden pad thai, de varios tipos, y el más famoso es el envuelto en huevo: es como comer un omelette de pad thai. Para beber, el granizado de coco natural es una delicia. Abren a las 5 de la tarde, y es muy recomendable ir a esa hora y no más tarde, pues las filas para entrar pueden llegar a ser realmente largas.

Carne de cerdo asada: En todo el país

Si ya se sienten muy integrados en la cultura y quieren desayunar lo mismo que los habitantes del país, tienen que visitar los puestos especializados en carne de cerdo asada (¡los reconocerán porque a lo lejos huele a carnitas!). Ahí puedes elegir los trozos que quieras con unas pinzas, y te lo ponen todo en una bolsa de plástico a la que añaden un poco de sticky rice y salsita picante. Para chuparse los dedos, literal.

Brochetas: En todas partes, de verdad, en todas partes

Ésta es LA opción si quieres ahorrar en la comida. Por toda la ciudad encontrarás carritos que tienen todo tipo de comida pinchada en un palillo largo. Son baratísimas, pero es difícil saber de qué son realmente: hay algunas de salchichas extremadamente rosas, otras de algo que parece pollo (no estamos seguros), otras que podrían ser albóndigas, etc. No garantizamos un muy buen sabor, pero si rapidez y muy buen precio.

Helados: mercado Chatuchak

Justo en la parte donde están los bares hay un pequeño puesto en dónde los protagonistas estrella son el coco y el mango. Puedes pedir smoothies, jugos, helados sencillos, helados con trozos de mango natural o con toppings de cualquier tipo. Si te quieres sentir “súper aventurero” puedes probar unos toppings que son muy mexicanos (frijol dulce, de papa o elotitos).

Para terminar con la lista de gastronomía callejera, un dato sobre las bebidas. En todas partes venden jugos de frutas naturales y fruta picada. Aprovecha para calmar el calor y la sed probando todo tipo de jugos y no te pierdas el de guayaba verde. ¡Un gran descubrimiento!

 

Tú tampoco te pierdas este viaje y contacta a Giu Travel

giutravel.com

FB: Giu Travel

Twitter: @GiuTravel

 

 

×