Tendencias

Fusión de ópera, rock y pop: Klaus Nomi

¿Estás aburrido de la nueva música? Para que empieces el año con el pie derecho, te dejamos unas propuestas raras, pero extraordinarias, que necesitas conocer para salirte de tu zona de confort y, por qué no, quizá para descubrir que tienes un oído amplio y una actitud dispuesta a seguir sorprendiéndose.

De quien más si no de Klaus Nomi (1944-1983) podríamos estar hablando. Adelantado a su tiempo por mucho, este contratenor de origen alemán fue de los primeros (y de los pocos) que no sólo se atrevió, sino que tenía el talento para hacer una mezcla de géneros poco convencional y magistralmente realizada.

Además, pocos son los que desde niños prefieren dedicarle su tiempo a la ópera, pero en el caso de Nomi esto era algo normal. Creció en una familia de artistas en la que, para él, usar las pocas monedas que su abuela le daba para comprar discos de ópera era algo completamente común.

Desde su juventud, Klaus fue todo un personaje que, aparte de experimentar en lo musical, también se aventuró a descubrir una identidad entre rara, extravagante, de estilo andrógino, actuaciones teatrales, recargado maquillaje, y con una energía que hipnotizaba a quienes lo presenciaran en el escenario.

No sólo David Bowie fue alguien venido del espacio, Nomi, con quien en una ocasión tocó en el programa de televisión, Saturday Night Live, en 1979, también lo era. Su nombre artístico, de hecho, lo eligió porque es un anagrama de la palabra “Omni”, que era el título de su revista favorita que trataba de extraterrestres. Además, el estilo que concebía no era gratuito: buscaba proyectar la imagen de un extraterrestre que cayó de una galaxia más glamorosa para cantar mediante su condición de falsetto.

Y no sólo se salió de las convenciones con su porte futurista y gestos teatrales, retadores, sino que se arriesgó a proponer algo diferente en la música que, hasta la fecha, no hemos vuelto a encontrar. Además de componer, también se encargó de adecuar a su estilo distintas canciones ya conocidas, como es el caso dela famosa canción “You don ́t own me”, de Lesley Gore, que muchos reconocemos en el final de la película The First Wives Club, donde sale Diane Keaton, Bette Midler y Goldie Hawn, o la canción “Lightning Strikes”, de Lou Christie.

Su trayectoria musical y teatral fue muy breve: falleció apenas a los 39 años de sida. Fue de los primeros famosos en morir de esto, desafortunadamente, casi solo, ya que en esa época apenas se estaba conociendo el comportamiento de esta enfermedad y muchos se apartaron de su vida. No obstante, la influencia de su obra ha llegado, tanto al mundo de la música, como fuera de él:

  • El cantante británico Morrissey utilizó la canción “Wayward Sisters”, de Nomi para iniciar su concierto en su gira del álbum Kill Uncle. También usó la canción “After the Fall”, con el mismo propósito, durante su gira en Estados Unidos en el 2007.
  • De igual modo, Klaus Nomi fue inspiración de grandes y reconocidas casas de moda en el año 2006, como Givenchy y Paco Rabanne, las cuales se basaron en su imagen andrógina para diseñar las colecciones de vestuario con formas intergalácticas, chaquetas espaciales y faldas triangulares.