¿Forever alone? El a,b,c para hacer amigos | S1ngular
Especial / S1NGULAR

¿Forever alone? El a,b,c para hacer amigos

Si tú, como Roberto Carlos, quieres tener un millón de amigos o sólo ampliar tu grupo social (guiño, guiño), aquí van un par de tips. Pero antes de continuar, toma en cuenta que, para conocer gente nueva, lo primero es dejar los prejucios atrás.

Si piensas que una persona que viste o habla similar a ti será en automático tu nuevo BFF, ya comenzaste con el pie izquierdo esta misión. Lo mismo si crees que no lo será por lucir diferente. También, es muy común, querer pretender ser alguien diferente para caer bien, pero eso sólo lograría falsas nuevas amistades. Una vez dicho esto, es hora de poner en marcha el plan “Salir de la zona de confort” y encontrar caras nuevas.

Fiestas

Es una de las situaciones ideales para conocer personas. Olvídate de ir con el único objetivo de ligar y despídete de esos besos al final de la noche; hoy sólo harás amigos. Si llegas con los mismos de siempre, después de una cerveza, vete a dar la vuelta y a “peinar” la zona. Aprópiate del dicho “Donde pongo el ojo, pongo la bala” y acércate discretamente, ya que a nadie le gustan los desesperados o intensos. Con un simple “Hola, ¿cómo te llamas?”, tu vida social puede cambiar. La clave es ser sencillo y confiado.

Oficina

Lo quieras o no, hay momentos en los que pasas más tiempo con tus compañeros de trabajo que con tu familia, tus amigos de cabecera o roomies, así que inevitablemente existirán vínculos. “En este espacio ya no te identificas por gustos similares en prendas, tu esencia es lo que tiene mayor peso”, dice Marla Bernal, imagóloga del Colegio de Consultores de Imagen Pública. Así que evita convertirte en el ermitaño del trabajo y llega a tu cubículo con la mejor disposición.

Viajes

¿Qué mejor manera de hacer amigos que compartiendo experiencias de vida? Los hostales, pensiones y B&B (bed and breakfast) son los mejores lugares para conocer gente. Incluso después de conocerse, podrás ir a visitarlos, quedarte en su casa, conocer su país natal a través de sus ojos e incluso hacerte amigo de sus amigos. ¡Plan ganador!

Deportes

Pero no nos referimos a inscribirte a un gimnasio y juntarte con los que hacen pesas o con las mujeres que sólo van a sabrosearse al instructor de zumba. Busca una disciplina específica, pero quítate los límites mentales, arriésgate a meterte a uno en donde creas que no vas a dar una. En el peor de los casos, si la gente nota que no eres bueno, pero que le estás echando todas las ganas y corazón, alguno se compadecerá de ti y se ofrecerá a ayudarte, y… ¡bang!, ya tendrás un amigo nuevo. Además de perder peso, las endorfinas que tu cuerpo liberará con la actividad física mejorarán tu estado de ánimo, ¿viste cómo no hay nada que perder?

 

Como ves, es cuestión de soltarte y comenzar a ser tú mismo. Aunque sea un cliché, sólo podrás hacer amigos reales si tú eres un amigo real desde el principio. Por último, ten paciencia, ya que hacer crecer tu agenda telefónica puede llevar algún tiempo.