La ropa para dormir de franela que cubre de tobillos a cuello es una opción que todas tenemos en casa para estos días de frío. Pero, ¿qué pasa con el galán que duerme a un lado de nosotras? ¿Acaso matamos la pasión cada noche?

Por Guadalupe Mercado

 

Foto: Shutterstock

Posiblemente no es lo que quisieras escuchar, pero la respuesta es sí.
A ellos no les gusta nada ese tipo de pijama, prefieren algo más sexy. Y la neta sí podemos hacerlo sin congelarnos. Aquí te van cinco claves para pasar una noche coqueta pero sin frío.

La sorpresa

Esta bien llevar un conjunto de camisa y pantalón para dormir, pero dale un toque sexy con un bralette e encaje. Deja la camisa sin abrochar para dejar que luzca un poco de piel. Si de plano eres muy friolenta, puedes optar por un bra de algodón.

En corto
Publicidad

Deja a un lado el pantalón y opta por un short y una t-shirt más pegadita. Busca que sean de algodón para mantener una buena temperatura. Una camisa con aire muy masculino también puede ser buena opción. Además puedes aplicar el punto anterior del bra.

Suave al tacto

La seda es uno de los materiales a los que no pueden resistirse. Además te sentirás muy cómoda, incluso puedes optar por camisones o conjuntos de pantalón.

Con él

Si algo les encanta es que duermas con una de sus playeras, así que toma una de su cajón y complementa con unas calcetas largas. Tu no tendrás frío y a él le encantará abrazarte al dormir.

Lo infalible

La verdadera apuesta está en las sábanas y el edredón. Así que una inversión en ropa de cama que mantengan una buena temperatura por la noche te permitirá dormir sin esa estorbosa ropa de abuelita y no sentirás el frío de la noche.