¿Estás en un bache de tu vida? No imaginas lo que sigue | S1ngular
Bienestar / Editorial / Psicología

¿Estás en un bache de tu vida? No imaginas lo que sigue

Desde un rompimiento amoroso hasta un desafortunado accidente, el sufrimiento y la angustia siempre han tenido un efecto catártico en nuestra vida.

Seguro conoces a alguien que después de una situación trágica “nunca vuelves a ser el mismo de antes” o, quizá, eres tú mismo de quien hablamos. Y lo cierto es, que la mayoría de las veces, se trata de un cambio positivo: te hace valorar más a tu pareja, tu familia o tu trabajo, o te acercas a la espiritualidad de la que tanto solías renegar.

El crecimiento postraumático

Los psicólogos e investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, Richard Tedeschi y Lawrence Calhoun, acuñaron el término posttraumatic growth (PTG) para referirse al cambio positivo que experimentamos como resultado de enfrentar un hecho traumático.

Hay que aclarar que, aunque se ha demostrado que en el 70% de los casos el cambio resulta positivo, no en todas las personas ocurre este crecimiento.

Esta transformación, según Calhoun y Tedeschi, puede reflejarse en cinco comportamientos distintos:

  1. Descubrir nuevas oportunidades que no eran visibles previamente.
  2. Mejores relaciones interpersonales y mayor empatía hacia gente que ha tenido crisis similares.
  3. Experimentar la sensación de superioridad ante retos sencillos, después de haber completado uno complicado.
  4. Apreciar más la vida.
  5. Tener un mayor acercamiento al lado espiritual o religioso.

Creemos que nuestra vida tiene una estructura inquebrantable hasta que llega una de estas crisis a derrumbarlo todo. De ahí, que el crecimiento postraumático consiste en tomar ese “derrumbe” como una oportunidad de reconstrucción en la que aplicamos todo el aprendizaje adquirido para formar una estructura más firme y resistente, basada en ideas que jamás habíamos considerado.

Ojo, no se trata de pensar que el sufrimiento es algo bueno, sino que, debido a que es inevitable que nos suceda, la oportunidad de sacarle es una opción, la mejor de todas las posibles.

×