¿Es el poliamor una alternativa viable a la monogamia? | S1ngular
Tendencias

¿Es el poliamor una alternativa viable a la monogamia?

En el mundo existen personas que, cansadas de la infidelidad y las mentiras, decidieron poner en práctica una nueva tendencia amorosa, conocida como poliamor. El neologismo, que comenzó a usarse aproximadamente hace 10 años en países europeos, significa tener una relación íntima, duradera, sentimental y sexual con varias personas a la vez, todo bajo el previo consentimiento de los actores involucrados.

Algunos científicos dicen que la monogamia no es el estado natural de los seres humanos, sino que es una construcción social; muchos terapeutas creen que aprender a controlar los impulsos sexuales hacia varias personas es un sello distintivo de la madurez emocional.

Al poner la palabra “poliamor” en el buscador de Google, aparecen más de 170 mil resultados y, aunque en México la cifra de adeptos es mucho más tímida, ésta va en franco crecimiento.

La chilanga Lenina (L, para los cuates) supo de esta tendencia amorosa en 2012, cuando conoció a Ari, un islandés, amigo de un vecino suyo, también nórdico. Por aquel tiempo, L trataba de emular el comportamiento consumista de nuestra sociedad, en donde los seres humanos podemos ser de uso y desecho, es decir, nos gustamos, nos besamos, nos fajamos, cogemos y nos decimos adiós, sin importar si nos volveremos a ver.

Al igual que los Alfa, esa especie “avanzada” del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley, donde “acoplarte con uno está mal, acoplarse con dos es bueno” (y entre más, mucho mejor), el amor para ella era un sentimiento dañino, el cual podía llevarla a una profunda tristeza, como todas esas “inservibles emociones humanas”.

Sin embargo, este chico islandés le había caído bien y quería conocerlo más, pues parecía diferente a los “machos latinos” con los que se había involucrado. Era muy respetuoso y no parecía querer ligarla, sino sólo ser su amigo, aunque sentía que había gusto mutuo.

El segundo aire del poliamor

Para Julio Sánchez, mexicano que practica el poliamor desde hace ocho años, ésta forma de amar ha evolucionado con el tiempo y parece estar viviendo su segundo aire.

Julio, dice que el poliamor inicial buscó tener muchas parejas, pero bajo el esquema de amor romántico y sistematizado. Así, el “poliamor de segunda ola” estaría en contra o, al menos, cuestionando la idea del amor romántico y machista, que ejerce presión contra la mujer y “la subyuga, como algunas relaciones convencionales o swingers”.

El conocedor del tema explica que, de alguna manera, en la primera propuesta del poliamor los hombres podían tener muchas mujeres, pero “[éste] logra que la mujer no busque ni tenga otras parejas”. Y explica que, actualmente, eso es algo que se está trabajando para tratar de cambiar la visión machista del poliamor, ese machismo velado y ejercido incluso por las mujeres.

De esta manera, el ser humano se encuentra en la búsqueda de ese amor ideal, aquel que no le cause sufrimiento o molestias. Pero, como decía el poeta español Ramón de Campoamor: “Todo en amor es triste; mas, triste y todo, es lo mejor que existe”. ¿Será?