Dormir mal te está matando lentamente | S1ngular
Bienestar / Especial / Salud

Dormir mal te está matando lentamente

¿Hace cuánto no tienes un sueño de verdad reparador? Es decir, ¿cuántas veces has logrado dormir una buena cantidad de horas y despertar con la sensación de haber descansado plenamente?

Dormir bien se ha convertido en un lujo del que pocos somos merecedores, ya sea por malos hábitos, por falta de tiempo o por exceso de preocupaciones.

Antes de que aparecieran la luz eléctrica y el café en la historia de la humanidad, las jornadas laborales se limitaban a las horas en las que había luz solar; sin embargo, ahora pueden extenderse hasta el amanecer y nos autoprivamos de dormir porque creemos que es mejor trabajar en la madrugada, sin distracciones ni ruido.

Descansar bien se volvió algo exclusivo de las personas sin preocupaciones ni labores excesivas, para los más jóvenes, para quienes tienen (o creen tener) la vida resuelta y, claro, para quienes tienen el don de organizar todas sus responsabilidades dentro de las horas del día.

Vivimos una gran epidemia de insomnio. No importa si es intencional o totalmente inconsciente, cada vez más gente duerme menos y esto tiene consecuencias bastante peligrosas.

En México, según datos del Conacyt, al menos 20% de la población puede tener algún trastorno de sueño a lo largo de su vida y más del 45% de la población mundial ya padece problemas para dormir, de acuerdo a lo mencionado por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño.

Privarnos de esto acarrea enfermedades como depresión, diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares. Además de conducirnos a presentar problemas de alimentación y de peso, pues dormir menos de lo que el cuerpo necesita, aumenta el apetito y altera la regulación metabólica.

Pero esto no es todo. La BBC Mundo realizó una investigación en la cual participó Shirley Cramer, directora de la Real Sociedad de Salud Pública. Este artículo menciona temas que se ven altamente influenciados por el sueño, como el deterioro de la capacidad cognitiva (atención, memoria, aprendizaje), la salud mental en general y el alto riesgo que se tiene al conducir, entre otras actividades cuando no se ha dormido bien. Según la especialista, uno de cada cinco accidentes automovilísticos está relacionado con la falta de sueño del conductor.

Esto y mucho, mucho, más se ve afectado al no descansar de manera adecuada, pero, ¿qué es dormir bien? Tres elementos son fundamentales. Primero: que la duración del sueño vaya entre siete y nueve horas; segundo: que seamos capaces de dormir estas horas ininterrumpidamente y; tercero: que el sueño sea profundo para poder cumplir con sus cualidad restaurativa.

Dormir bien no debería ser visto como un lujo, sino como una necesidad básica como alimentarse bien y ejercitarse. Por ello, esfuérzate en descansar mejor. Tu cuerpo lo agradecerá.

×