¿Qué tan difícil es ser gay en el ambiente laboral? | S1ngular
S1NGULAR

¿Qué tan difícil es ser gay en el ambiente laboral?

El trabajo sigue siendo uno de los lugares más difíciles para salir del clóset. Un 55% de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero en México dice que nadie o pocos compañeros de oficina saben de su orientación sexual o identidad de género, mientras que 35% han sido víctimas de algún tipo de discriminación en su espacio laboral, revelan los datos de la Primera Encuesta Nacional sobre Homofobia en el Trabajo.

“En el proceso de selección de mi primer empleo nunca me preguntaron si era gay, pero cuando mi jefe lo supo, cambió su trato hacia mí, al extremo de que tuve que renunciar porque me resultaban incómodas cosas como pedirle una junta”, relata Raúl, experto en Finanzas, que ha trabajado en tres empresas durante los últimos ocho años.

“Sufrí tanta presión, que en mis otros dos empleos preferí ser más discreto porque no quería volver a vivir cosas, como que siempre que tenía que hablar con un director le pedía a la secretaria que se quedara”, dice el ahora gerente de una empresa de telecomunicaciones, en la que ha optado por salir del clóset de manera “paulatina”.

“Mis jefes directos saben que soy gay, y ellos me sugirieron que no lo ocultara, pero que era preferible que las personas conocieran primero mi trabajo y luego cualquier otro aspecto de mi vida personal”, apunta.

En esta Encuesta, realizada por la organización Espolea AC, Foro Enehache y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, también se encontró que a 14% de los entrevistados se le ha negado un empleo a causa de su orientación y que a 20% de las personas LGBTTTI se les ha preguntado sobre su orientación sexual o su identidad de género antes de ser contratadas.

s19-singular-trabajo-gay-int

En México, las empresas no están obligadas a incluir temas de inclusión laboral que se refieran directamente a las personas LGBTTTI; únicamente la Ley Federal del Trabajo prohíbe cualquier práctica de discriminación.

“Seguramente hay muchos más casos de discriminación laboral en el sector público y privado contra la comunidad LGBTTTI de los que no tenemos conocimiento, ya que no se denuncian”, subraya Alfonso García Castillo, coordinador de Atención y de Educación por la Igualdad y la No Discriminación del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred).

“A veces, la manera en la que una persona se expresa es motivo de burla, pero el caso más grave es el de las personas trans, quienes llegan a vivir situaciones de rechazo mucho más evidentes y que se presentan desde la dificultad de tener acceso a un trabajo”, indica García Castillo.

Ante este vacío legal, Copred, que es una dependencia del Gobierno de la Ciudad de México, además de participar en iniciativas que impulsen la creación de las políticas necesarias de parte del Estado, lleva a cabo diversas acciones, como invitar a las empresas a que se integren a un pacto en el que se comprometen de manera voluntaria a implantar programas de inclusión de todo tipo, incluyendo a la comunidad LGBTTTI.

Ilustraciones de Abraham Bonilla Nuñez.