Psicología / S1NGULAR

¡Deja de criar niños narcisistas!

Si eres padre sabrás lo frustrante que es enfrentarte con actitudes desagradables de tus propios hijos, y si eres tía, amigo, primo o vecino, entiendes lo molesto que puede ser tratar con un niño egocéntrico.

Educar a un crío es un enigma. Muchas veces, por más que creas estar haciendo lo correcto, el resultado es muy distinto al que esperas. “En su escuela me recomendaron hacer A, B y C para fomentar su empatía”, “Acabo de leer este bestseller y me he dado cuenta que he hecho todo mal”, ¿Alguna vez has dicho o escuchado esto?

Para empezar, debes tener claro que el temperamento de casa persona (y por personas nos referimos también a los niños) y las condiciones de su formación pueden variar enormemente, por lo cual no hay una fórmula única que garantice lograr o, por el contrario, eliminar determinadas conductas. Pero no todo está perdido.

Un estudio reciente publicado en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos señala que el inicio de las actitudes narcisistas se debe, en mayor medida, a la sobreprotección de los padres y no a la falta de cariño, como muchos creen.

Esto quiere decir que por más que pienses que tu hijo es “el más inteligente de la clase”, “la mejor nadadora” o el que “tiene más bonita letra”, es importante hacerlo con medida.

Piensa que cada vez que les dices lo que ves en ellos, escuchan e interiorizan esa imagen con la que terminan por identificarse -aunque en realidad no la sean del todo-. Además, pueden crecer tan acostumbrados al reconocimiento externo que se conviertan en personas serviles en busca del mismo nivel de aceptación y, en el peor de los casos, frustrados por no conseguirlo.