Los lugares “secretos” son los que aquí te contamos y te recomendamos visitar aunque no muchos hablen de ellos. Valen la pena.

Por Juan Carlos Villanueva

Foto: Shutterstock
Holbox, Quintana Roo

Esta isla está en la línea delgada entre irse al carajo y mantenerse equilibrada. Este es el lugar ideal para olvidarse de la civilización, es un paraíso y sus aguas pacíficas parecen alberca. La vista al mar te puede hechizar, los colores turquesa provocan las más profundas fantasías. Puedes encontrar hoteles desde 25 dólares la noche en plan básico o si vas de pudiente, hay resorts de lujo.

Avebury, Inglaterra

A un par de horas de la capital de Inglaterra, se encuentra este fascinante pueblito. Si algún día te encuentras en Londres, te recomendamos visitar este lugar custodiado por piedras provenientes de Roma que rodean el poblado. Además, en el centro te espera la taberna Red Lion, donde la estrella del lugar es el delicioso pastel de chocolate y las historias de fantasmas.

Sofía, Bulgaria

Un pueblo como salido de la imaginación de un poeta: iglesias, tiendas locales, pequeños restaurantes, es un lugar perdido en el tiempo. Su ambiente cosmopolita y arquitectura otomana la hace fascinante, además es bastante barata, incluso el sitio Price of Travel la nombró la ciudad turística más barata de Europa en 2014.

Roatán, Honduras
Publicidad

Sin duda una de las mejores playas de las islas del Caribe. Los buceadores llegan a Roatán en busca de arrecifes perfectos a apenas 55 kilómetros de la costa. Toma en cuenta que no es sencillo llegar, pues no hay tantos vuelos hacia el destino.

Koh Rong, Camboya

Es casi un sueño: uno que otro bungalow, el mar ideal para bucear y comer a la orilla del mar un buen filete de pescado recién salido del mar. La playa es casi virgen y ojalá así se quede. El agua del mar es tibia y la arena es totalmente blanca. La única forma de llegar ahí es por ferry, pero la afluencia aún es muy baja.