De Patti Smith y Leonard Cohen porque todos tenemos algo de poetas | S1ngular
Música

De Patti Smith y Leonard Cohen porque todos tenemos algo de poetas

¿Cuántos quieren ser poeta en estos tiempos? Pocos, pero aún quedan quienes se sorprenden y hallan poesía en todas partes, y la música no es la excepción.

Varios artistas de los setenta la tomaron como pilar de sus letras e inspiración para darle cuerpo a lo que creaban. Entre ellos está Patti Smith, la Madrina del punk, quien desde sus inicios utilizó la poesía para gritarla en el escenario. De hecho, en “Gloria” —versión de la original de Van Morrison— dejó en claro que “Jesús murió por los pecados de alguien, pero no los míos”, versos que provienen de su poema “Oath”, el primero que recitó en público.

Patti Smith, poetisa, fotógrafa y compositora, es de las figuras más influyentes de la historia del rock del siglo xx. No sólo por su contexto y sus amistades con el famoso fotógrafo Robert Mapplethorpe, el escritor Allen Ginsberg, el músico y poeta Bob Dylan o el líder de la banda R.E.M., Michael Stipe, entre muchos otros, sino porque nunca dejó de crear —a pesar de que se ausentó de los escenarios casi veinte años—. Escribió, dibujó, tomó fotografías y realizó distintos tipos de obras plásticas que se exhiben en museos de todo el mundo. Ella representa la posibilidad de transformar las rutas de la vida y dejar una huella imborrable en la historia de la música a través de la poesía.

Junto a ella está, codo a codo, otro poeta, novelista y músico de gran relevancia, que buscó iniciar su carrera en la poesía y terminó llevándola a la música: Leonard Cohen. Este artista canadiense parece haber planeado su despedida del mundo justo en el momento en el que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos.

Cohen fue un hombre que pasó del abuso de drogas y alcohol (por los ataques de pánico que sufría cada vez que se presentaba en público), a convertirse al budismo y a refugiarse en un templo durante varios años. En una de esas ocasiones en las que decidió apartarse de la sociedad, a su regreso se encontró con que la persona encargada de administrar su dinero se lo había llevado todo. A los sesenta se vio obligado a comenzar de nuevo, casi desde cero, convencido de que valía la pena apostarle a componer canciones y a irse de gira para reponerse emocional y económicamente.

Exponente del folk estadounidense, es reconocido por la fuerza y calidad literaria de sus letras. Alberto Manzano, periodista y amigo de Cohen, dijo que como esqueletos bailando de manera alegre con un fondo apocalíptico, el músico nos heredó, entre muchas cosas más, estos versos que resuenan en nuestro presente:

“Everybody knows that the dice are loaded
Everybody rolls with their fingers crossed
Everybody knows the war is over
Everybody knows the good guys lost
Everybody knows the fight was fixed
The poor stay poor, the rich get rich
That’s how it goes
Everybody knows […]”

Para iniciados

de Smith

  • About a Boy (tributo a Kurt Cobain tras su suicidio)
  • Land
  • Because the Night (coescrita con Bruce Springsteen)

y de Cohen

  • Chelsea Hotel (se la compuso a Janis Joplin, con quien tuvo un affaire)
  • I´m Your Man
  • Take this Waltz (inspirada en el poema de Federico García Lorca, “Pequeño vals vienés”)
  • Dance Me to the End of Love

×