Dacrifilia: la filia del llanto | S1ngular
Sexualidad

Dacrifilia: la filia del llanto

El placer sexual que se siente una personas con las lágrimas del otro o las propias. No es una condición exclusiva de mujeres o de hombres, es una expresión más de la sexuallidad humana.

El gusto por las lágrimas durante el acto exual o como estímulo de placer (sexual o no) se denomina dacrifilia o dacrilagnia, que, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Sexología (IMESEX), es una de las “expresiones comportamentales de la sexualidad”, definición que se utiliza para no llamarles desviaciones, perversiones o parafilias, y que busca englobar “todas las expresiones de la sexualidad que integran el universo expresivo del ser humano”, entre las que se encuentran: fetichismo, exhibicionismo, zoofilia, voyeurismo, sadomasoquismo, etc.

De acuerdo con Paulina Millán, Directora de Investigación en el IMESEX, “aunque no se tiene un estimado certero de si son hombres o mujeres quienes más prefieren la presencia de lágrimas como elemento excitante, se sabe que ambos pueden jugar roles de dominación- sumisión o de compasión – empatía. Quizá los hombres pudieran sentirse más afines con la idea de dominar a su pareja durante el coito, ejercer cierto poder e incluso agresión sobre él o ella, situación que sólo puede suceder cuando hay un sumiso que se rinde y llora como muestra de su ‘debilidad’, lo cual tendría una relación con el sadomasoquismo”.

Sin embargo, también puede existir el placer sólo con ver llorar a alguien, ya sea en una película, amigo o conocido y no sólo a la pareja. Algunos sitios web donde las personas con este tipo de filia pueden encontrar algunos materiales visuales, así como recomendaciones y foros es Crying Lovers.

 

×