Presentaciones emotivas, palabras llenas de fortaleza y despedidas a los grandes en la edición 60 de los premios.

Por Jimena Sánchez

 

Cada temporada de premios se viven performances, discursos y situaciones que quedarán marcados en la historia; sin embargo, en esta ocasión no fue Bruno Mars –quien arrasó con seis galardones ganados– el que hizo de la noche más importante de la música, algo memorable.

“Ésta es una sátira por Kendrick Lamar”

El rapero inauguró la ceremonia con un acto políticamente cargado, en el cual cantó un medley que incluyó “DNA” y “King’s Dead”, además de acompañarse con el comediante Dave Chappelle, Bono y the Edge.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images
“1-800-273-8255”
Publicidad

Un acto más para recibir ovación de pie, en esta ocasión a cargo de Khalid, Alessia Cara y Logic, quien tras entonar su famosa canción, dejó en silencio el Madison Square Garden gracias al discurso posterior: “El color negro es hermoso. El odio es feo. Las mujeres son tan valiosas y fuertes como cualquier hombre que he conocido. A todos los hermosos países llenos de cultura, diversidad y cientos de años de historia, no son pocilgas… Juntos podemos construir no sólo un mejor país, sino también un mundo destinado a estar unido”.

Foto: Getty Images
Orgullosamente migrante

Una de las solistas revelación del año habló sobre su origen mexicano-cubano, de cómo sus padres habían emigrado a Estados Unidos con el sueño de salir adelante y de cómo se siente feliz por ser “una migrante en Nueva York, parada en el escenario de los Grammys”.

 

Foto: Getty Images

“Soy migrante y estoy parada en el escenario de los Grammys”.

“Tiny Dancer” a dueto con Miley Cyrus

Irrebatible llamar a Sir Elton John un ícono musical, pero fue el hecho de recién haber anunciado su retiro lo que hizo esta presentación tan relevante, pues quizá sea su última vez arriba del escenario del Grammy.

Foto: Getty Images
Kesha “marcha” con un ejército en blanco

Se atrevió a denunciar el abuso psicológico, físico y sexual propinado por Dr. Luke (su representante durante 10 años), situación de la cual nació “Praying”. Con este tema subió al escenario junto a Bebe Rexha, Cindy Lauper, Camila Cabello, Andra Day y Julian Michaels, para lograr el instante más emotivo del día, uniéndose al movimiento #Timesup.

Foto: Getty Images