El sentimiento grinch es universal y democrático. Incluso entre las más grandes estrellas hay quienes sin empacho se confiesan haters de la Navidad.

Por Enrique Navarro

Pareciera que la temporada navideña contagia a todos por sus canciones felices y múltiples luces de colores; pero no. Los apodados “grinchs” son muchos e incluso se les encuentra entre las celebridades.

Si no nos creen, pregúntenle a estos famosos:

Lady Gaga

“Odio las festividades. Estoy sola y soy miserable”.

A la cantante le molesta tanto esta temporada que hasta mordió un muñeco de Santa Claus durante una de sus presentaciones. “Odio las festividades. Estoy sola y soy miserable, maldito juguetito relleno”, le dijo a su víctima.

Publicidad

Hugh Grant

El actor de Un Lugar Llamado Nothing Hill odia la Navidad al grado de escapar de cualquier país donde ésta se celebre. “Los últimos años he llevado a mi papá a un país musulmán para escapar de ella completamente. Ambos odiamos la Navidad”, contó hace un tiempo.

Diego Luna

El actor no siente ningún aprecio por la temporada, pero como tiene hijos, le toca entrarle a las celebraciones. “Odio la Navidad y creo que ahora ya la tendré que empezar a disfrutar porque ya con hijos es otra cosa”, dijo en 2010.

Foto: cortesía IMDB.
Marion Cotillard

La intérprete de Edith Piaf en La Vida en Rosa lo dice claramente: “no soy una persona navideña”. La actriz francesa reveló en una entrevista que de niña no le gustaba recibir regalos. “Recuerdo que peleaba con mi mamá porque no me gustaba recibir regalos”.

Ozzy Osbourne

La mejor Navidad que tuvo el líder de Black Sabbath fue aquella en la que no estuvo. En 2003, el cantante tuvo un accidente que lo dejó inconsciente y, según sus propias palabras, fue para bien. “Estuve en coma por un tiempo, así que me perdí la Navidad, gracias a Dios. Si quiero perderme la Navidad, me subiré a mi cuatrimoto y me romperé de nuevo el cuello”.

“Estuve en coma por un tiempo, así que me perdí la Navidad, gracias a Dios”.