Si de tradición fílmica se trata, México canta como los gallos. Es cierto que presupuestalmente no compite con los grandes estudios de Hollywood, pero no por eso ha mermado la calidad y la prueba es la historia cinematográfica del país y, especialmente, la época del Cine de Oro.

Por Enrique Navarro

Por eso, en esta primera entrega de “Pelis que todo mexicano debe conocer” te hacemos un recuento de los filmes más sobresalientes de ese periodo comprendido desde 1936 a 1959, cuando la industria aprovechó el bache americano y europeo que dejó la guerra.

Si yo fuera diputado

Mucho antes de que los políticos sirvieran más como modelos para chistes que para legislar, Mario Moreno “Cantinflas” ya hacía sus parodias sobre ellos. Y de ésta, estrenada en 1952, salió uno de los diálogos más recordados en la filmografía nacional. En la historia, Cantinflas pasa de ser un barbero a contender por una diputación, como ciudadano, contra el partido hegemónico. Fue dirigida por Miguel M. Mercado.

Los Tres García
Publicidad

Bajo el amparo de Doña Luisa García (Sara García), su abuela, tres primos gozan la vida hasta que se debaten el amor de Lupita Smith (Marga López), usando su aptitudes. Luis Manuel (Víctor Manuel Mendoza) es el poeta; José Luis (Abel Salazar) el orgulloso, y Luis Antonio (Pedro Infante) el enamorado. De esta película de 1947, dirigida por Ismael Rodríguez, deviene una de las versiones del “Cielito Lindo” más conmemorativas.

 

Los Olvidados
Luis Buñuel rompió paradigmas con esta película de 1950. Se atrevió a retratar la marginación en México y cómo se vivía la pobreza en la infancia de esa época –que no ha cambiado mucho con respecto a hoy en día– y eso le valió el Ariel de Oro. Además, la película ganó un premio BAFTA, considerados los Oscar del Reino Unido.
Foto: Web

 

Ustedes los Ricos

Si hay un lamento que conocen los mexicanos es el de Pepe el Toro por su hijo Torito. El personaje de Pedro Infante plañe la muerte de su hijo, pero no es ahí cuando grita el famoso “Toritooo”, sino cuando llega al incendio que acaba con la vida del pequeño. Con todo, esta escena de 1948, dirigida por Ismael Rodríguez, ya es un clásico del cine mexicano.

 

Enamorada

En 1946 era un agasajo entrar al cine y apreciar la belleza de María Félix. En esta película de Emilio Fernández, estrenada en 1946, se le vio como Beatriz Peñafiel. Por si fuera poco, también aparecía Pedro Armendáriz, quien en su papel de General revolucionario caía rendido ante la belleza de “La Doña”.

Foto: Web