Sexualidad

Cuatro cosas que podrían estar acabando con tu deseo sexual

Cuando de deseo sexual se trata, no todo es goce, existen también ciertos alimentos, actitudes y circunstancias que pueden provocar que no tengamos ganas de bajarnos los pantalones, abrir las piernas, juntar los labios, y dar rienda suelta al éxtasis. Te presentamos estos cuatro matapasiones para que identifiques qué puede estar estropeando tu libido.

Lechuga

s34-sexualidad-matapasiones-lechuga

A veces creemos que la mejor cena es aquella que se caracteriza por ser ligera, pero cuando después de esa cena podría haber un encuentro sexual, un gran error sería recurrir al menú de las ensaladas elaboradas con lechuga. Las hojas de esta planta tienen propiedades sedantes, ya que contienen lactucarium, el cual actúa como tranquilizante. Sí, por supuesto, este alimento tiene infinidad de beneficios, pero también ayuda a conciliar el sueño y puedes quedarte sin ganas de llegar al… ¿postre?

Depresión y antidepresivos

s34-sexualidad-matapasiones-depre

Un trastorno emocional más común de lo que creeríamos; de hecho, en México, entre el 12 y el 20% de la población adulta (de 18 a 65 años) sufre este padecimiento. Una de las consecuencias de experimentarla recae en la falta de deseo sexual; sin embargo, los medicamentos para tratarla suelen ser un arma de doble filo, ya que entre ellos se encuentran inhibidores de la captación de serotonina, lo que nos ayuda sí a disminuir la ansiedad y la impulsividad, pero también dañan el deseo. En estos casos, los especialistas en el trastorno recomiendan tratar los síntomas con psicoterapia y sin necesidad de recurrir a medicamentos que te harán sentir mejor anímicamente, pero entorpecerán tu éxtasis y desempeño en la cama.

Grasas vemos, deseo no sabemos

s34-sexualidad-matapasiones-grasas

Hay dos placeres a los que casi nadie se resiste: el sexo y la comida. Sin embargo, cuando no se saben combinar, ni el mejor afrodisiaco te salva. El alto contenido de colesterol en alimentos ricos en grasas hace que las arterias se obstruyan. Para los hombres, por ejemplo, las grasas son ¡las peores mata erecciones! porque perjudican la irrigación sanguínea.

Alcohol

s34-sexualidad-matapasiones-alcohol

Equivocadamente pensamos que una, dos o tres copas nos pueden ayudar a desinhibirnos para convertirnos en todos unos sementales o una expertas en el ligue; sin embargo, las bebidas alcohólicas adormecen el sistema nervioso periférico, el cual concentra y maneja las terminaciones nerviosas de nuestros órganos sexuales. Por supuesto que tras un par de cervezas nos relajamos para decir y actuar de una forma en la que quizá sobrio no lo harías, pero cuando la dosis se incrementa, se debilita el deseo.

×