Bienestar / Finanzas

Compra tu depa de soltero: elige la mejor opción para ti

Uno de los comentarios más comunes de quienes ya han dado el paso para comprar vivienda se refiere a que, por apenas un poco más del monto con que pagaban antes la renta, ahora pagan su hipoteca y, al paso de los años, tendrán su casa, en lugar de haber dejado pasar ese mismo tiempo sin invertir en algo propio.

En realidad, el mercado hipotecario de México se ha revolucionado enormemente y, aunque estamos aún muy lejos de las tasas de interés que se cobran en los países desarrollados para compra de casa (entre 2 y 7%), éstas han bajado y se encuentran en niveles desde 8.5 hasta 14%. Cierto: hay que lanzarse a la compra de algo propio, haciendo un pequeño sacrificio más al mes, pero con ello se asegura una inversión para el futuro.

Es buen momento para comprar

s36-bienestar-depa-soltero-int1

A raíz de la gran recesión de 2008-2009, los bancos centrales del mundo (sobre todo la Reserva Federal de Estados Unidos) han inyectado una gran cantidad de liquidez a los mercados. Esto, en palabras llanas, significa que las tasas a nivel internacional se han mantenido en niveles históricamente bajos durante mucho tiempo. Esto ha impactado también en México, por lo que es preciso aprovechar, puesto que la política monetaria laxa se irá revirtiendo poco a poco y eso impulsará la subida de tasas. Es momento, entonces, de amarrar una buena tasa a pagos fijos, para que no haya sobresaltos más adelante.

También es buen momento para invertir, por el hecho de que, en el futuro, los bienes raíces que estén bien posicionados (en lugares con plusvalía) se van a revalorar. Seguramente cuando acabes de pagar tu departamento lo podrás vender mucho más caro, y con eso podrás dar otro enganche para una casa más grande.

¿Nuevo o usado?

Depende de tu presupuesto y la zona en la que quieras comprar. Lo mejor siempre será lo nuevo pero, por el mismo costo, seguro encontrarás algo usado que tenga más superficie o se ubique en una mejor zona. Si optas por esto último, te encontrarás algunas propiedades administradas por asesores inmobiliarios y otras que el dueño vende directamente. En ambos casos, puedes llegar con tu propio asesor (esto será lo más recomendable).

Pregunta absolutamente todo: la antigüedad del edificio; la seguridad de la zona y sus vías de acceso en horas pico; si hay o no gente problemática en el edificio (para ello, tendrás que arreglártelas para hablar con alguno de los vecinos); si nunca falta el agua; si la instalación eléctrica está bien hecha y cuánto se paga de luz; si la propiedad tiene todos los papeles en regla y no está hipotecada; y hasta detalles como si la zona es ruidosa.

Asegura plusvalía

s36-bienestar-depa-soltero-int2

La única manera de garantizarlo es irse a la mejor zona posible. Y a veces, para ello, hay que sacrificar la idea de que la vivienda sea nueva y amplia, y optar por una usada y más pequeña. Los departamentos que más se revenden son los que están en zonas céntricas y agradables, y andan entre 1.5 y 3 millones de pesos. Los lofts que se están construyendo para solteros y divorciados en colonias bonitas, como la Condesa o la Cuauhtémoc, son caros pero recomendables. Éstos tienen una altísima plusvalía. Cada vez habrá más solteros con gran poder adquisitivo que tomen esa opción como parte de un estimulante estilo de vida.

Haz bien tus cuentas

s36-bienestar-depa-soltero-int3

Verifica todo lo que vas a pagar, incluidos los gastos de escrituración, enganche, etcétera. Mientras más reúnas para el enganche, mucho mejor. Un ejemplo es éste: en HSBC te dan dos opciones: si pides 85% de financiamiento (restando el 15% de enganche), te dan un préstamos con una tasa de 10.30%. Si te prestan sólo 70% y tú pones 30%, la tasa baja hasta 9.0%. Una diferencia de un punto o dos en la tasa puede significar cientos de miles de pesos más para pagar mientras saldas el crédito.