Tendencias

Carlos Velázquez o el cowboy que cuenta historias

Cuando publicó la primera versión de La Biblia Vaquera en 2008, Carlos Velázquez quería dar carpetazo a lo que hasta ese momento se conocía como “literatura del norte”: novelas con temáticas específicamente relacionadas al narcotráfico.

Su intención era dejar claro que el norte era mucho más que drogas, balaceras y capos. Por eso, al escribir el libro, tomó todas las referencias de la cultura pop (clásica y popular) que pudo y las mezcló. Rompió las reglas del tiempo y el espacio e hizo convivir en un solo lugar a “la tornalucha libre, la arquitortura y la música electrónica con las bodas de rancho”.

OPINION_18abril2016_int

Velázquez explica que la estructura del texto está construida a partir de diversas referencias literarias como los libros Matando enanos a garrotazos, de Alberto Laiseca; José Trigo, de Fernando del Paso; y La pesca de truchas en Norteamérica, de Richard Gary Brautigan. Si bien el hecho de que una editorial estadounidense se haya interesado en editar su libro significa que ha logrado su objetivo, el escritor reconoce que en esta nueva publicación (al ser una traducción al inglés) el reto fue complejo debido a las múltiples referencias lingüísticas y a la naturaleza misma del libro. Incluso, dice, en algún momento pensó que el proyecto no iba a resultar. Pero después de un cuidadoso proceso de traducción quedó un estupendo material, esta vez bajo el titulo The Cowboy Bible and Other Stories.

El maldito Karma de vivir al norte

Durante su adolescencia pensó que nacer en Torreón, la ciudad en la que creció, era lo peor que le podía pasar a cualquier persona que quisiera dedicarse a la literatura.”Hoy sé que para mi carrera literaria y visión del mundo, fue lo mejor que me pudo pasar”. Así, como todo posmoderno, el escritor confiesa que odió su ciudad. Y es que Torreón, como la mayoría de las ciudades del norte, hasta antes de que estallara la violencia provocada por la guerra contra el narcotráfico, era un lugar desconocido para la mayoría. Hoy, por el contrario, es un lugar interesante; un laboratorio social que tiene mucho que mostrarle al mundo. Tanto que, actualmente, Carlos ya prepara su primera novela dela mano dela editorial Sexto Piso. Una historia sobre el norte, pero que habla de la búsqueda dedos hermanos por un tesoro y su relación con el diablo. A la par de sus actividades como escritor, Carlos Velázquez es padre de una niña de nueve años por lo que desde entonces, dice, es un hombre dividido entre la literatura y la paternidad. Una responsabilidad que lleva de tiempo completo ya que, a pesar de estar separado de la mamá de su hija, “no es el típico padre de fin de semana”.