Bolas anales, el juguete sexual favorito de muchos | S1ngular
S1NGULAR / Sexualidad / Tendencias

Bolas anales, el juguete sexual favorito de muchos

Los juguetes sexuales son la forma ideal de evitar la rutina y mantener el deseo; pero desde hace un tiempo, las bolas anales se ha convertido en la opción favorita de cientos de personas. ¿Sabes por qué?

 

¿Qué son?

Las bolas anales son una tira de esferas unidas por una cuerda o por un soporte rígido o semi rígido. Generalmente van de la más pequeña a la más grande, pero también pueden mantener un tamaño uniforme.

Lo más común es que estén hechas de PVC o ftalato, aunque también hay de acero inoxidable, madera o vidrio; sin embargo, la sexóloga Alessia Di Bari recomienda que sean 100% de silicón con calidad quirúrgica.

Su objetivo es estimular la zona anal. Las puedes utilizar como un tapón o consolador anal; o como juego previo a una penetración anal ya sea del pene o de un juguete de mayor tamaño. Las que van aumentando de tamaño son ideales para dilatar el esfínter anal poco a poco sin causar incomodidad.

¿Cómo usarlas?

El primer paso es sentirte cómodo para dejar que tu zona anal sea explorada. Hay que tener a la mano lubricante, ya que el ano no tiene una lubricación natural. Si te asusta que no te guste el juego con otra persona, puedes intentarlo solo/a antes.

Lo más recomendable es que en caso de que sientas dolor, te detengas, uses un poco más lubricante y vuelvas a intentarlo. Pero si la incomodidad es excesiva, lo ideal es no forzarlo. La idea es que lo disfrutes, no que lo sufras.

Es importante que recuerdes que el ano está lleno de terminaciones nerviosas, lo cual provoca excitación, tanto durante la inserción como en la extracción del juguete. Una de las prácticas más comunes -aunque lo puedes usar como mejor te acomode-, es sacarlas durante el orgasmo, ya que esto produce una sensación muy intensa.

×