8 tips para sacarle jugo al tiempo | S1ngular
Bienestar

8 tips para sacarle jugo al tiempo

Perdemos el tiempo constantemente, incluso en actividades que creemos que son importantes, cuando sólo son urgentes, o en pequeñeces como ir a pagar las tarjetas de crédito u otros servicios que bien podemos domiciliar y evitarnos largas colas.

Lo preocupante es que también tendemos a malgastar nuestro tiempo sólo por el simple hecho de no saber cómo organizarnos. Y, aunque está comprobado que algo tan sencillo como escribir una lista de pendientes puede desestresarnos, los bullets de nuestro checklist no se van a resolver por el simple hecho de anotarlos.

Para este 2017, en esa lista pon en mayúsculas: ORGANIZARME. No sólo es que pierdas el tiempo y ya, sino que con eso, sobre todo, dejas de vivir momentos de plenitud y hay que aprovechar la vida lo más que podamos.

tiempo1

Entonces, sácale jugo al tiempo con estos 8 tips:

1

Agendar

Antes de arrancar el día o en la noche anterior, revisa y actualiza tu agenda. Es importante que anotes las actividades con horario y por orden de importancia.

2

Comprar

Una vez a la semana hay que tomarnos 10 minutos para planear los menús y anotar las compras del súper. Dedicar tiempo a prepararnos una buena comida nos beneficia en la cartera y la báscula.

3

Domiciliar

Nada más patético que perder el tiempo en una fila de banco. Domicilia o haz transferencia en línea de todos tus pagos. Incluso podrías pedir el súper por internet o contratar otros servicios a domicilio como la tintorería.

 4

Multiplicar

Hacer varias cosas al mismo tiempo es cuestión de práctica. Se puede aprovechar para revisar documentos o leer mientras se espera a alguien. O bien, hacer las llamadas pendientes desde el manos libres en el tráfico.

 5

Dividir

Si te esperas a tener todo un día disponible para vaciar la bodega de tu casa o para depurar tus cinco mil mails, seguro nunca lo vas a hacer. Divide las chambas grandes en partes pequeñas. De a poco es más fácil.

6

Delegar

La forma menos eficiente de hacer las cosas es querer hacerlo todo nosotros mismos, así que aprende a delegar tanto en el trabajo como con la familia. Por ejemplo, si eres padre s1ngular, hay varias actividades que los hijos pueden hacer por su cuenta, como: recoger sus juguetes, turnarse para lavar los trastes, guardar su ropa, etc. O bien, si organizas una cena y te ofrecen llevar el postre: acepta, no pasa nada. Y, en el trabajo, siempre apóyate de tus colegas.

7

Depurar

Aplica para objetos, actividades y hasta para las personas que nos quiten energía. Si el desorden de los cajones ya te agobia, ni modo, échate un clavado y deshazte de lo que no sirve. Y con mayor razón hay que hacerlo con la gente que no nos aporta nada o, peor aún, que nos desequilibra.

8

Ser flexibles

Al final, ¿para qué queremos ese superávit de tiempo? Para lo que se nos antoje, ya sea ir al cine, caminar, ver a los amigos, dormir o viajar. Sin embargo, si tenías planeada una actividad y por algún motivo ya no se pudo llevar a cabo, no te preocupes. Es un hecho que hay circunstancias que no dependen de nosotros y ante ellas nuestra mejor opción es asumirlas y respirar profundo.