Cine

7 thrillers psicológicos que te quitarán el sueño

No hay que negar que todos -¡sí, TODOS!- esperamos el último día de octubre para, justo a las 12 de la noche, poner las películas que más miedo nos dan y hacer todo un coro de gritos.

Sin embargo, no sé ustedes, pero yo ya no he encontrado nuevas cintas que de verdad asusten, sin llegar a lo gore, sustos medios sosos o historias demasiado comerciales.

Nada como aquellos thrillers psicológicos que se volvieron de culto hace ya varios años. Para recordar esos tesoros terroríficos de hace algunos ayeres, éstas son aquellas cintas que hasta el día de hoy siguen poniendo los pelos de punta y dejando a más de uno traumadito del susto.

7. El Silencio de los Inocentes

Historia de terror escrita por Thomas Harris y en la que actúa Anthony Hopkins. Gracias a esta película es que muchos no podían dormir, pues la cara psicópata del actor era lo primero que venía al recuerdo una vez que cerrabas los ojos.

La historia radica en un asesino en serie, cuyo principal blanco son adolescentes lindas, a las que goza arrancarles la piel. Para poder atraparlo, Clarice Starlin (Jodie Foster) debe entrevistarse con Hannibal Lecter (antiguo psicoanalista y asesino dotado de una inteligencia superior a lo normal) para sacarle la mayor información posible sobre los patrones de conducta de los asesinos seriales y así atrapar al que persigue el FBI.

Ésta es una de las pocas cintas de terror que han ganado un Óscar a Mejor Película; creo que eso le da un punto más para no dejar de verla.

6.  Oldboy: cinco días para vengarse

Película ganadora del Gran Premio de Cannes, decir que es una película coreana ya es auguro de extremo terror. No sé qué tienen los asiáticos, pero hacen unas películas muy buenas, sin utilizar tanto el horror del maquillaje o los efectos especiales; ellos apuntan más hacia el thriller psicológico.

Mink-Sik es un empresario coreano que es secuestrado y llevado a una prisión, sin explicación ni motivo alguno, dónde sólo tiene una televisión para poder distraerse. Conforme pasan los días, se entera de que se le acusa del brutal asesinato de su esposa, además su hija es dada en adopción. Ese shock lo lleva a querer vengarse una vez que quede en libertad, la cual alcanza sin saberlo, pues echan gas en su celda, se desmaya y aparece en otro lugar, pero libre. Ahora, con sólo un teléfono y una cartera llena de dinero, debe encontrar al verdadero responsable de la muerte de su esposa.

5. Irreversible

Como el nombre lo dice, esta película inicia con el final y cuadro por cuadro te va llevando al inicio; no es fácil de digerir. En un principio, las imágenes son confusas, pero es justo lo que te va metiendo más a la trama. Los elementos audiovisuales hacen de esta película algo sumamente interesante, pero es poco digerible y, para las personas sensibles, puede ser muy explícita.

Es una historia de venganza, que termina mal, y en la que el espectador tiene múltiples sentimientos. Marcus y Pierre inician la búsqueda del violador de la novia de Marcus, que está tan enojado, que va por la vida asesinando a las personas que considera responsables.

4.- Vértigo

Cinta dirigida por el máster del género de terror psicológico Alfred Hitchcock. Fue un acierto y error, porque la película nace de la mala adaptación de la novela del mismo nombre por parte del director y, sin embargo, se convirtió en una de las películas más famosas del género.

La historia se lleva a cabo en San Francisco, cuando el detective John Scottie se encuentra en una persecución policiaca entre los tejados de las casas y, en uno de los brincos que da, se queda colgando en el borde. Este shock lo lleva a desarrollar su enfermedad: acrofobia. Aquí se mezclan los síntomas de la fobia con el vértigo y algunos elementos sorpresa que tienen que ver con asesinatos.

3.  The Pledge

En esta cinta dirigida por Sean Penn, un policía veterano a punto de jubilarse está en su fiesta de despedida, la cual se ve interrumpida por el descubrimiento de una niña asesinada. La madre de la pequeña le hace jurar al oficial que encontrará al culpable de su muerte. La investigación es tan profunda que lo lleva de un lado a otro, de supuestos culpables a otros, pasando por casos no esclarecidos con los mismos patrones. Se obsesiona tanto con los casos que termina perdiendo la cordura.

2.- Rosemary’s Baby

Basada en la novela de Ira Levin, que lleva el mismo título, fue una de las primeras películas en tratar el terror sobrenatural. La trama se desarrolla dentro del matrimonio de Guy y Rosemary, quienes se mudan a un antiguo edificio lleno de siniestras leyendas, en Manhattan.

Todo marcha viento en popa y la pareja decide que es momento de tener un hijo. El embarazo de Rosemary es el inicio de una serie de sucesos extraños a su alrededor: en primer lugar, la muerte repentina de uno de sus amigos, después, comportamiento extraño de sus vecinos y amigos. No obstante, el verdadero terror de esta película radica en el miedo que provoca, sin ver nada material, la paranoia que se forma alrededor de los hechos.

1.- The Shining 

Sin duda, es una de las más icónicas y más influyentes películas de terror psicológico que existen. Nadie debería hablar del género sin antes verla. Dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Jack Nicholson, en 1980. No sé qué es lo más angustiante, si los largos e infinitos pasillos del Hotel Overlook, o los gestos y actuación de Nicholson aunado a la persecución que hace hacia su esposa e hijo

La historia va de una familia que llega a un hotel para cuidar las instalaciones durante el invierno y que, por la gran cantidad de nieve, no cuenta con huéspedes. Debido al aislamiento, su trastorno de personalidad e influencias del lugar, Jack Torrance comienza a mostrar comportamientos sumamente extraños.

Ahora sí el menú está puesto, ya sólo decide qué película o en qué orden comenzarás a verlas. Por cierto, no nos hacemos responsables de los daños (estrés, ansiedad, enojo, miedo, confusión) que éstas puedan ocasionar. ¡Disfruta la función!

×