5 tips para viajar sol@ con tu hijo | S1ngular
S1NGULAR

5 tips para viajar sol@ con tu hijo

Claro que viajar con un hijo no se parece en nada a vacacionar solo, pero eso no significa que no pueda ser divertido. Tú y tu pequeño pueden pasar momentos inolvidables y alejados de los inconvenientes, si prevés todo con calma.

Destino

Elige un destino en el que ambos se la pasen increíble. La playa es una gran opción, pues los niños se divierten muchísimo jugando con la arena; además, casi siempre ofrecen actividades como acuarios, paseos en barco y un largo etcétera.

Si tu crío tiene entre 2 y 3 años de edad, es importante tomar en cuenta lo que tu quiera hacer si tiene, porque es la etapa en la que comienzan a opinar. Cuando tiene 7 u 8 años, los parques de diversiones pueden resultar la mejor idea, aunque necesitarás un poco  más presupuesto por los gastos de las entradas, los suvenires y las comidas.

Recuerda hacer un itinerario. Quizá cuando viajabas solo podías tomar decisiones a la ligera, pero ahora es importante planear las actividades y mantener lo más posible los horarios a los que está acostumbrado.

Hotel

Busca hoteles “family friendly”, porque éstos ofrecen opciones para quienes viajan con niños pequeños que otros sitios no tienen. Por ejemplo, algunos tienen club de juegos, donde las cuidadoras se encargan de ellos y los entretienen con actividades, mientras tú tomas un masaje en el spa. Hay muchos sitios en donde te prestan cunas, te hacen las papillas e incluso hay niñeras que los cuidan por la noche sí quieres salir de fiesta.

Otra opción son los tiempos compartidos, con los que puedes localizar lugares con las especificaciones que necesitas, como tener un cierto número de habitaciones o comodidades que harán más placentera su estancia.

Seguridad

Estar de vacaciones no significa que no corremos peligro. De acuerdo con la UNICEF, un millón 200 mil niños desaparecen cada año debido a la trata de personas, así que, sin importar a donde vayas, no pierdas de vista a tu crío.

Evalúa opciones como localizadores con GPS o brazaletes con la información básica grabada en caso de que se pierda, y enséñale algunas formas de tener precaución; por ejemplo, si alguien se lo quiere llevar, debe gritar frases como “Soy (su nombre) y me están robando”. Quizá suena paranoico, pero siempre es mejor prevenir.

¿Qué empacar?

Depende de la edad de tu hijo. Entre más pequeños, necesitan más cosas. La recomendación es realizar una lista con todo lo que ocupas durante una semana, porque es muy probable que uses lo mismo.

Ten en cuenta que casi todos los aeropuertos y aerolíneas permiten pasar a través del control de seguridad leche y comida para bebés; incluso hay compañías de transporte aéreo que te prestan una cuna para que tu peque descanse durante todo el vuelo. Revisa las políticas de la compañía que utilizarás para asegurarte.

Empaca ropa adecuada para cualquier clima. No porque vayas a un lugar de calor dejes de llevar un suéter ligero, y si vas a un sitio de nieve, no olvides el traje de baño… nunca sabes cuándo se necesite.

Trata de viajar lo más ligero que puedas y renta el equipo que requieras en tu destino. El sitio travelmamas.com renta prácticamente cualquier cosa que necesites en muchísimos lugares, por ejemplo, una silla para el auto.

 

 

¿Un tip extra?

 

Si es su primer vuelo, puede ser que le moleste la presión en los oídos o se aburra de estar en el asiento y se ponga a llorar. Prepara bolsitas con “favores”, es decir, una nota o disculpa anticipada para que los pasajeros cercanos a ustedes sepan que lamentas la situación. Incluiye unos tapones de oídos y un chocolate o algún detalle.

 

×