Bienestar

5 Tips para mejorar tu rendimiento deportivo

Una de las actividades que más disfrutamos los s1ngulares es hacer ejercicio, porque podemos realizarlo en un sin fin de lugares, desde el gym más lujoso hasta una exquisita caminata en el parque disfrutando de la naturaleza. Además, es bastante recomendable para la salud, pues ayuda a prevenir varias enfermedades como el sobrepeso y la diabetes. Sin dejar de lado que puedes conocer a muchas personas con estas actividades.

Si ejercitarte ya forma parte de tu vida o a penas vas a incursionar en el mundo sport, la línea Deportiva Spalding nos comparte algunas sugerencias para mejorar tu rendimiento deportivo:

1. Desayunar todos los días.

Si se prefiere hacer una rutina de ejercicios por la mañana, desayuna antes de empezar. Existen muchos inconvenientes al ejercitarte en ayunas, por ejemplo, reduce el rendimiento deportivo, aumenta el riesgo de hipoglucemia durante el esfuerzo, fatiga, mareo y somnolencia. Cabe destacar que de no alimentarse de manera adecuada, la recuperación después del ejercicio puede verse obstaculizada.

2. Beber agua.

Todas las personas que se ejercitan deben beber mucho líquido antes, durante y después de las actividades para mantenerse hidratados y reponer los electrolitos importantes. Si no estás bien hidratado no sólo se disminuye la capacidad de resistencia deportiva, sino que también se producen riesgos graves para la salud.

3. Utilizar la prenda correcta.

Cada deporte exige diferente rutina y no puedes, por ejemplo, realizar ejercicio con tus jeans favoritos, pues no te dará la libertad, sostén y comodidad que necesitas. En el caso de las mujeres, es súper necesario que cambien sus brassieres por tops deportivos, así le darán mayor soporte a los senos y evitarán lesiones posteriores tanto en la zona como en la espalda.

captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-11-40-37-a-m

4. Calienta antes de entrenar.

Es imprescindible estirar los músculos antes del entrenamiento y sobre todo calentar de forma suave para preparar a nuestro organismo para las actividades físicas.  No es adecuado empezar en frío, pues la fatiga aparecerá mucho antes y la aceleración brusca te puede traer problemas al corazón.

5. Termina con estiramientos.

Acaba tranquilamente con estiramientos suaves y algo de respiración y relajación, tus músculos te lo agradecerán y te sentirás mucho mejor después del largo entrenamiento.