4 verdades de los sustitutos de azúcar | S1ngular
Bienestar

4 verdades de los sustitutos de azúcar

Nuestro esfuerzo por mantenernos sanos compite todo el tiempo con la falta de información sobre los productos, alimentos e incluso recetas que la industria alimenticia nos señala como “la opción ideal”.

Todos los días leemos un nuevo estudio y del “último descubrimiento” que promete hacernos lucir delgados, radiantes y saludables. En este rush, el azúcar ha pasado a etiquetarse como lo peor que podemos darle a nuestro cuerpo, casi tan mortal -a largo plazo- como un veneno. De ahí que desde hace varias décadas, las generaciones han pasado de consumir azúcar refinada (la más comercial) a diferentes tipos de sustitutos, incluso sin estar seguros de ser una opción mejor. ¿Tú qué tan seguro estás de haber cambiado este producto en tu dieta? Esto es lo que nos respondió Óscar Oliver, Chef instructor del Instituto Culinario México.

 

¿Qué tipos de edulcorantes hay? ¿En qué se diferencian?

Existen muchas variantes; entre los más comunes están los aspartamos, el acesulfame, la sucralosa y el stevia. Suenan complicados, pero no lo son tanto. Se diferencian por la acción que tienen en el metabolismo y por su capacidad de endulzar. Lo más recomendable es utilizar la planta de stevia -que ojo, no es la marca-.

 

¿Qué edulcorante puedo usar para no afectar el sabor de mis postres?

Esto depende de lo que quieres preparar, ya que es diferente el pastel de chocolate de las galletas de mantequilla. Lo ideal es que pruebes y decidas cuál te gusta más. En lo personal, me agrada mucho más trabajar con stevia. En cuanto a las equivalencias –en relación con el total de azúcar de la receta–, utilizo la mitad de edulcorante. A pesar de esta sugerencia, hoy en día cada edulcorante tiene sus recomendaciones de uso, incluso en repostería.

 

¿Puedo usar miel para endulzar mis bebidas?

Toma en cuenta que la miel pura impacta directamente en las calorías; esto quiere decir que puedes subir de peso si la usas seguido. La mejor miel es la que encuentras fuera del supermercado, y la calidad se percibe en el sabor, mas no en el dulzor.

 

¿Qué otras maneras de endulzar existen?

Hay que recurrir al dulzor natural de ciertos ingredientes, lo cual quiere decir que podemos aprovechar el producto íntegro. Algunos ejemplos incluyen la canela, la vainilla en polvo, el aceite y la pulpa de coco, la leche de almendra, la cebolla caramelizada con mantequilla, el puré de manzana, el aguacate, el plátano y también los frutos rojos. A los ejemplos anteriores puedes agregarles una pizca de sal, ya que es un potenciador natural que nos dará más dulzor.

×