4 señales para saber que no es amor, sino obsesión | S1ngular
Especial / S1NGULAR / Sexualidad

4 señales para saber que no es amor, sino obsesión

Quizá todos tengamos que pasar por un momento obsesivo alguna vez en la vida, así que antes de enredarte y enredar al otro, es mejor que reconozcas los rasgos de lo que estás experimentando.

Una obsesión es un estado mental en el que tienes ideas, impulsos, pensamientos, imágenes persistentes y recurrentes, muchas veces de manera estereotipada, los cuales te generan ansiedad, malestar o angustia. Per se no es nociva; de hecho, es muy común que al enamorarnos, surja cierto grado de fijación que vivimos placenteramente: pensamos en esa persona, nos preguntamos sobre ella y se convierte en nuestro referente para todo. Esta es una forma de obsesión; sin embargo, se convierte en algo nocivo cuando te causa ansiedad e incluso altera negativamente tu día a día, entonces ¿cómo reconocer si es una obsesión negativa?

  1. Si el sentimiento no tiene razón de ser o no es correspondido.
  2. Cuando esa emoción invade casi todos los demás aspectos de tu vida.
  3. Si la mayoría de las sensaciones son provocadas por tu mente y no por experiencias tangibles.
  4. En caso de que eses pensamientos, te generen un malestar constante.

Aprende a dejar ir…

Lo primordial es no negar lo que estás experimentando por miedo a la pérdida o al dolor. Reconoce que tú mismo tienes la posibilidad de modificar tu forma de pensar y actuar respecto a lo que sientes.

Recordar experiencias anteriores te reconfortará al mostrarte que no todo sentimiento dura para siempre y que desapegarte de él es una situación que se logra con el tiempo, con trabajo y siendo constante.

Intenta definir cuál es la sensación que te provoca y, de ser necesario, busca apoyo de un psicoterapeuta.

 

×