Psicología

3 maneras de saber que eres un stalker

La inseguridad en esta época de redes sociales es cada vez mayor. Es difícil estar seguro de que tus acciones no serán vistas por cualquier persona, entre ellas, alguno de tus ex. ¿Cuántas veces no has cachado a esa persona porque sin querer le da like a una foto o publicación tuya? o, peor aún, ¿cuántas veces este accidente no te ha pasado a ti?

Stalkear se ha convertido en una forma de exteriorizar nuestra falta de reconocimiento y desequilibrio emocional. ¡Tranquila/o! Todos tenemos de eso un poco.

Sé honesto/a, ¿cuántas veces no te has cachado a punto de hacer un perfil falso o pidiendo la cuenta de alguien más en redes sociales para ver la actividad de la persona que te interesa? Si de todas formas lo niegas, aquí van tres maneras para que te des cuentas, y quizás aceptes, que eres un stalker.

stalker

1. Te defines por comparación

Siempre quieres ser más que los demás, sobre todo, con quien tengas rivalidad. Si revisas su muro, es sólo para cerciorar que tuviste las mejores vacaciones, que eres más guapo/a, la mejor pareja, el perro más cute, la vida más “feliz”, etc. Todo es comparación.

giphy

2. Sientes que la relación no ha terminado

Por lo regular, al finalizar una relación, se atraviesa algo similar al síndrome de abstinencia: tu cerebro tarda en acostumbrarse a la separación y experimenta niveles bajos de dopamina, y estás muy ansiosa/o; por eso, necesitas stalkear para corroborar que no te han olvidado, que aún estás en los pensamientos de esa persona y darle “tranquilidad” a tu corazón -y mente-, aunque en realidad sólo estás prolongando el duelo.

love-me

3. Vives de fantasías

Stalkear crea un puente entre la imaginación y la realidad, vemos lo que queremos y no lo que realmente es, en especial, cuando son cosas negativas. Es un estado similar a la paranoia, se cree que somos el centro de atención y sobre interpretamos la realidad, nos convencemos de siempre estar en la mente del otro, todo lo que la otra persona pone son indirectas para nosotros (¡bájale, no es así!).

paranoia

¿Te sientes lista/o para aceptar que eres un stalker? No te preocupes, todo tiene solución, recuerda que tienes una vida propia y enfócate a ella, deja a los demás seguir, seguro estarás más tranquilo y tu estabilidad emocional será más real.