S1NGULAR

21 cosas que las princesas de Disney nos enseñaron

No todo es machismo cuando hablamos de las historias de Disney. Incluso, si lo piensas por un momento, las princesas se las arreglaban bastante bien sin un príncipe y quizá, si no hubieran cedido ante su mirada encantadora o ese mentón característico en forma de pompis de bebé (porque aunque no lo crean, queridos hípsters, antes la barba sólo servía para ilustrar a los enanos y leñadores), la mayoría de las historias hubieran sido de heroínas y el feminismo habría alcanzado otro punto.

Por eso, vale la pena desempolvar nuestra colección de estos clásicos y darle play sin pena, mientras cantamos “¿Qué tengo aquí?, ¡Qué lindo es! Es un tesoro que descubrí”.

Blanca Nieves

  • Tener un grupo de amigos incondicionales puede salvarte la vida (no tienen que ser siete).
  • Es importante envejecer con dignidad (aunque las probabilidades de morir en un barranco bajo la lluvia sean pocas).
  • No aceptes fácilmente comida de extraños.

Cenicienta

    • Trabajar duro siempre tiene sus recompensas -en algún punto-.
    • Nunca permitas que la envidia de los haters te venza.
    • Cuando salgas sola asegúrate de tener un medio seguro para volver a casa. Ya sabes, sólo por si se rompe el encanto.

Ariel

  • Aunque sientes que tus padres te sobreprotegen, siempre querrán lo mejor para ti.
  • Tu voz (y con esto nos referimos a las ideas que transmites con ella) es tu arma más poderosa.
  • Siempre puedes utilizar un tenedor en un fashion emergency para arreglar tu cabello.

Jazmín

  • No dejes que nadie te diga qué hacer, ¡tú eres la princesa!
  • La libertad es más importante que el estatus social.
  • Siempre busca hacer realidad tus deseos (pero no esperes que se cumplan frotando lámparas viejas).

Bella

    • Leer y ser independiente te hace súper sexy.
    • La belleza realmente está en el interior.
    • Salir con hombres que quieren más a sus músculos que a ti, puede complicarte realmente la vida (ok, omitamos la parte de las antorchas).

Pocahontas

    • Los abuelos son muy sabios (no importa si algunos tienen forma de árbol).
    • No tengas miedo de acercarte a culturas desconocidas.
    • Jamás subestimes el poder de la naturaleza.

Mulán

    • Las mujeres son igual de fuertes que los hombres.
    • No tienes que ser refinada, equilibrada y servicial para encontrar el amor, ni para “brindar honor” a tu familia.
    • Nunca está de más tener un grillo de la suerte.